Caja Segovia aprobará mañana jueves, en Asamblea General, su nuevo reglamento electoral por el que se renovarán los órganos de gobierno y su adaptación a la nueva normativa aprobada por la Junta de Castilla y León.

Será la última reunión asamblearia que se desarrolle con el actual formato, pues también se dará luz verde a la adaptación de la entidad a la nueva Ley de Cajas de Castilla y León a la que debe ajustarse todo el proceso y los estatutos internos.

La Asamblea General Extraordinaria estará marcada por la segregación de negocios bancarios al Banco Financiero y de Ahorros y de éste a Bankia. Los 120 miembros de la Asamblea General y los 17 del Consejo de Administración, tendrán que ser elegidos de nuevo, pero con nuevas premisas.

La principal novedad será el cumplimiento de numerosos requisitos y el amplio régimen de incompatibilidades para los miembros de la Asamblea General y para el Consejo de Administración.

En concreto, se les exige a prácticamente todos “experiencia e idoneidad” y no pueden ser cargos electos. También se requiere residir en la zona de la actividad. Además, para formar parte del Consejo de Administración también se precisa tener conocimientos en finanzas, con más de cinco años de experiencia en alta administración, o en entidades de análoga dimensión a Caja Segovia, para la mayoría de los grupos que están representados en los órganos de Gobierno. Todos estos requisitos complicarán la localización de candidatos para integrar los órganos de gobierno.

Tener menos de 70 años de edad, ser impositor de Caja Segovia, estar al corriente de pago o no formar parte de otras entidades de ahorro constituyen otras de las exigencias.

Asimismo, el nuevo proceso electoral conlleva el cambio en la composición de estos órganos y con él ganarán representación los grupos de impositores, que en la Asamblea General pasan de 45 a 51 miembros y de seis a siete en el Consejo de Administración. Por su parte, pierden peso los representantes de los ayuntamientos, pues bajan de 38 a 25 en la Asamblea y de cinco a tres en el Consejo de Administración. También aumentan su presencia las entidades de interés general, que pasan de seis consejeros a 12 y de uno a dos en el Consejo de Administración. Los grupos de Cortes Autonómicas y Empleados se mantienen como ahora. Los empleados tendrán 13 representantes en la Asamblea y dos en el Consejo; y las Cortes regionales, 19 en la Asamblea, y tres en el Consejo de Administración.

La modificación de los órganos de Gobierno se producirá después de que el pasado mes de julio se suspendiera otra asamblea que tenía este mismo objetivo. Una vez que la Junta ha dado su visto bueno, la Asamblea General aprobará la modificación de estatutos, que de nuevo requerirá ser ratificada por el Consejo de Gobierno de la Junta. De ahí, la decisión pasará al Consejo de Administración de Caja Segovia, tras el cual, la Comisión de Control se constituirá en Comisión Electoral que vigile los comicios.