El Consejo de Administración de Caja Segovia ha aceptado las solicitudes de prejubilación presentadas por su director general, Manuel Escribano, y por su secretario general, Antonio Tapias, ambos con una larga trayectoria en la entidad financiera segoviana, según informa ICAL.

En un comunicado emitido por Caja Segovia se indica que ambas prejubilaciones se producirán en el contexto del Sistema Institucional de Protección (SIP) en el que participa la entidad, junto con Caja Madrid, Bancaja y las cajas Insular de Canarias, Ávila, Laietana y La Rioja. Además, de acuerdo con dicho texto, las prejubilaciones se encuadran en el conjunto de acciones que se producirán, a partir del 1 de enero, dentro del Plan Estratégico de Integración, entre las que se encuentran los ajustes de plantillas conforme al Acuerdo Laboral alcanzado con la representación del personal de todas las entidades participantes.

Según informa Caja Segovia, la efectividad de dichas prejubilaciones, se producirá en concordancia con el marco general normativo de Cajas de Ahorros, para lo que se adoptarán, en su momento, los acuerdos complementarios necesarios precisos para garantizar la continuidad en la gestión de la Caja.