Caja Rural de Segovia ha puesto en marcha una línea de préstamos con condiciones preferentes de financiación para el sector agrícola y ganadero de la provincia con el objetivo, aseguran fuentes de la entidad, de «aliviar las tensiones de liquidez por las que están atravesando los agricultores y ganaderos» además de «reducir los costes de producción de la próximas campañas agrícolas mediante una financiación barata de los insumos».

Con esta medida, a través de un comunicado, Caja Rural de Segovia asegura que, junto a las organizaciones agrarias de la provincia, «pretenden seguir apoyando a uno de los sectores estratégicos de la economía de Castilla y León y de esta forma contribuir a la subsistencia del medio rural’».

El importe de las operaciones irá en función de la producción y estará comprendido entre los 6.000€ y 30.000€. El plazo de devolución será de 5 años, incluyendo 1 año de carencia en amortización de capital. El presupuesto global de 15 millones de euros, partida que podrá ser ampliada en un futuro.