El importe medio de las hipotecas constituidas en Castilla y León durante el mes de octubre se incrementó un 5,1 por ciento respecto al mismo período del ejercicio anterior, lo que se contrapone con el descenso del 5,9 por ciento del conjunto del país, según los últimos datos publicados por el INE.

El importe medio se situó en la región en los 116.568 euros, por encima de la media española, que fue de 114.728 euros. En concreto, en la Comunidad se hipotecaron 105 fincas por cada 100.000 habitantes, es decir, el 39,9 por ciento menos que en octubre de 2010, mientras que en España la cifra fue de 104 por cada 100.000 habitantes, lo que representa un descenso del 36,9 por ciento.

En total, en Castilla y León se firmaron 2.198 préstamos hipotecarios por importe de 256,2 millones de euros, de los 39.199 que se suscribieron en todo el territorio nacional, cuyo importe ascendió a 4.497 millones de euros.

Estos datos ponen de manifiesto el descenso regional en el número total de hipotecas del 39,9 por ciento respecto a las registradas en octubre del pasado ejercicio. Lo mismo ocurrió con el capital suscrito, que también retrocedió un 36,8 por ciento en el último año, al pasar de los 405,6 millones de euros de 2010 a los 256,2 de octubre de este año.

Asimismo, cabe destacar que del total de los préstamos la mayor parte corresponden a fincas urbanas, con 1.994 y un importe total de 223,6 millones, lo que supone un descenso del 42,7 por ciento y del 40,7 por ciento, respectivamente.

Por su parte, las hipotecas sobre fincas rústicas subieron en número un 17,2 por ciento, hasta alcanzar los 204 préstamos y también se incrementó el importe, un 16,3 por ciento, hasta los 32,5 millones de euros.

Provincias

Por provincias, el número de hipotecas constituidas subió solo en Zamora, con un crecimiento del 24,4 por ciento y 239 hipotecas. Por el contrario, bajó en el resto de las provincias. Así, en Ávila (146) la caída fue del 65,6 por ciento; en Burgos (298) un 59 por ciento; en León (346) un 37 por ciento; en Palencia (90), un 62,8 por ciento; en Salamanca (309) un 47,8 por ciento; en Segovia (126), un 28 por ciento; en Soria (51) un 36,25 por ciento; y en Valladolid (593) un 12 por ciento.

 

En cuanto al capital suscrito, bajó en todas las provincias, excepto en Valladolid, donde se incrementó un 4,4 por ciento, hasta los 91 millones de euros. Por el contrario, cayó en Ávila (16,6 millones de euros), un 53,3 por ciento; en Burgos (37,5), un 54,3 por ciento; en León (32,7 millones) el 42,4 por ciento; en Palencia (10,2) un 73,2 por ciento; en Salamanca (28,7) un 37,3 por ciento; en Segovia (17,8 millones) un 29,5 por ciento; en Soria (3,7 millones) un 80,2 por ciento; y en Zamora (14,9) un 14,8 por ciento.