El sistema anti-incendios del Hospital General de Segovia se activó ayer de forma fortuita y llenó de agua algunas dependencias, entre otras las que acogen el archivo de las historias clínicas de los pacientes. 

El accidente tuvo lugar ayer en un sótano del Complejo Asistencial de Segovia por causas que se están investigando, según confirmaron fuentes de la Delegación Territorial de la Junta.

Al parecer se produjo en el sótano del edificio que sirve de almacén para las historias clínicas de los pacientes, tanto las activas como las pasivas. El sistema anti-incendios saltó automáticamente en esa zona del sótano al detectarse un fallo en un aspersor del techo, lo que provocó la acumulación de una gran cantidad de agua.

En todo caso, las mismas fuentes señalaron que según las primeras valoraciones llevadas a cabo por técnicos de SACyL el problema no será grave pues han confirmado “la posibilidad de recuperar toda la información gracias a la rápida y eficaz intervención del personal del centro”. “La rápida y eficaz intervención del personal del centro permitió achicar de inmediato el agua acumulada, procediéndose a continuación a secar todos los documentos afectados. Los técnicos esperan que los expedientes se recuperen en su totalidad”, agregaron.