El número de contratos de alquiler suscritos en Castilla y León con garantía de la Asociación para el Fomento del Alquiler y Acceso a la Vivienda, Arrenta, durante el año 2009 se situó en los 2.047, frente a los 1.603 de 2008, lo que supone un incremento del 27,69 por ciento. No obstante, este aumento fue muy inferior al registrado en el conjunto del país que superó el 41 por ciento, según informó la asociación a través de una nota de prensa.

El peso de la Comunidad en el total de alquileres del pasado año, 157.330, fue del 1,30 por ciento. Además, por regiones el mayor aumento se produjo en Cantabria, con el 90,95 por ciento más; seguida de Ceuta, con el 89,39 por ciento, y Melilla, con el 87,87 por ciento. Por detrás, a gran distancia, se encuentra Madrid, donde crecieron el 48,16 por ciento y Andalucía, con el 44,6 por ciento más.

En cuanto al volumen de alquileres, el mayor número correspondió a Madrid, con 43.091 arrendamientos, lo que supone más de 27 por ciento del total nacional. Por delante de la Comunidad Valenciana, con 28.931, lo que representa el 18,38 por ciento; Andalucía, con 26.702, el 16,97 por ciento del total de España, y País Vasco, con 24.116, el 15,32 por ciento.

Arrenta tiene como objetivo fomentar el uso de herramientas y garantías para el acceso a la vivienda y la resolución de conflictos de comunidades de vecinos.