El Ayuntamiento de Bernuy de Porreros (Segovia), situado a menos de diez kilómetros de la capital, decidió esta tarde que no presentará una propuesta para que el municipio pueda albergar un Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares. Según indicó hoy la alcaldesa de Bernuy, María Yolanda Benito, del PSOE, una vez realizada la reunión informativa al vecindario y tras el debate creado, “no se solicitará el emplazamiento en nuestro pueblo del ATC convocado por el Ministerio de Industria”.

Añadió además a través de un comunicado oficial del Ayuntamiento, que en el pleno del próximo martes día 26 se “ratificará la negativa del pueblo al emplazamiento del citado almacén”. El comunicado finaliza que agradece al pueblo “su comportamiento durante esta semana, demostrando su civismo y respeto, de la misma forma a todos los medios de comunicación por el seguimiento realizado”.

La decisión se tomó después de que se desarrollara un acalorado debate en el salón cultural del municipio, que estuvo repleto de vecinos de Bernuy y de otras localidades próximas. La reunión contó con la alcaldesa y con la concejala de Medio Ambiente, Gloria Hernández, que comenzaron explicando algunos detalles del ATC, pero que fueron interrumpidas varias veces por los gritos de los asistentes.

Las muestras de protesta también eran evidentes en el exterior del edificio municipal, ya que además de las 300 personas había otro medio centenar fuera, que portaba carteles en contra del ATC. Igualmente, el pueblo apareció hoy con algunas pintadas en fachadas y en edificios en contra de la instalación.

Tras más de una hora y media de debate, la alcaldesa optó por tomar la decisión de rechazar la propuesta a Enresa, y que se someterá a aprobación plenaria la próxima semana. Entre los asistentes se encontraba el portavoz de Greenpeace para temas nucleares, Carlos Bravo, quien expuso los inconvenientes que pueden generar instalaciones de este tipo.