El Ayuntamiento de Segovia ha instalado una barandilla en la bajada de La Canaleja, desde la Calle Real hasta la calle Santa Engracia. Antendiendo a las peticiones recibidas en la Concejalía de Participación Ciudadana, se ha dispuesto una barandilla de hierro y en negro para no producir ningún tipo de impacto visual en la zona.

Se trata de una sencilla intervención, que el Ayuntamiento de Segovia considera de gran utilidad para quienes transitan por la zona, y es similar a las ya colocadas en otros puntos de Segovia con el fin de facilitar y asegurar el paso por escaleras. Según han explicado las mismas fuentes, los vecinos habían solicitado su instalación para hacer más accesible los distintos tramos de escalera. En esta ocasión, la barandilla se ha colocado entre la rampa y los peldaños, para poder sacar el mayor partido a ambas.