El Banco Financiero y de Ahorros (Bankia) ha obtenido un beneficio atribuido de 195 millones de euros en el primer trimestre del año, con un incremento del 15,6% respecto al resultado proforma obtenido en el mismo periodo del año anterior.

BFA ha optado por reforzar sus niveles de solvencia, elevando el ratio de ‘core capital’ hasta el 7,34%, desde el 7,1% con que cerró el ejercicio 2010. En un ejercicio de prudencia, ha elevado en 129 millones de euros su provisión genérica, hasta situarla en 1.688 millones. Los recursos propios computables de BFA se sitúan en 24.167 millones, de los que 18.101 millones corresponden a recursos propios básicos o de primera categoría.

Mejora el coeficiente de solvencia

El coeficiente de solvencia total se situó en el 12,3%, 0,38 puntos básicos más que a la conclusión de 2010. Por su parte, el Tier I queda en el 9,2%, con una mejora de 0,26 puntos básicos.

La entidad ha logrado también una significativa mejora en su estructura de financiación. Los depósitos de clientes financian el 83% del crédito de clientes, lo que supone un aumento de 6 puntos porcentuales respecto al nivel de diciembre de 2010.

La entidad finalizó el primer trimestre con un volumen de negocio de 485.000 millones de euros, nivel similar al del cierre de 2010.

Incremento de cuotas

Los recursos de clientes en balance avanzan 4.450 millones en tres meses, hasta los 252.538 millones, para lograr una cuota de mercado del 12,31%, con una mejora de 20 puntos básicos sobre la de diciembre pasado.

Por su parte, el crédito a la clientela superó los 209.800 millones, lo que le permite mejorar su cuota de mercado en 9 puntos básicos respecto a diciembre de 2010, hasta situarla en el 11,77%.

La situación de liquidez del grupo continúa siendo confortable, ya que los vencimiento de las emisiones de los próximos tres años (2011-2013) están cubiertos por la capacidad de emisión junto con los activos líquidos, que ascienden a más de 40.400 millones de euros. De esta forma, la capacidad de emisión de BFA excede en más de 3.200 millones de euros a los vencimientos que tiene que afrontar en los próximos tres ejercicios. De esta forma, la cobertura pasa de dos ejercicios a diciembre pasado a los tres años en la actualidad.

Comisiones y ROF

El margen de intereses desciende un 24% hasta los 663 millones, aunque si se considera el coste de los intereses del FROB, la bajada sería del 34%.

Las comisiones netas aportaron 257 millones, lo que unido a un resultado por operaciones financieras (ROF) de casi 200 millones y los resultados procedentes de las participadas y de otros productos de explotación, que conjuntamente sumaron 81 millones de euros, elevaron el margen bruto de la entidad hasta los 1.112 millones de euros.

Los gastos de administración totalizaron 478 millones de euros, con lo que el ratio de eficiencia mejora 2,2 puntos porcentuales en el trimestre, para situarse en el 43%.

Los ingresos no recurrentes obtenidos en el primer trimestre se han destinado a reforzar el nivel de provisiones. Así, las dotaciones a provisiones por deterioro de activos financieros ascendieron a 413 millones.

Finalmente, el epígrafe de otras ganancias y pérdidas incluye 118 millones de euros de plusvalías obtenidas de las ventas de participadas y de operaciones de sale and lease back realizadas en el trimestre, lo que eleva a 247 millones el beneficio antes de impuestos. Una vez deducidos los impuestos y el beneficio correspondientes a intereses minoritarios, el beneficio atribuido al grupo totalizó 195 millones de euros.