El Índice de Precios de Consumo (IPC) se redujo un 0,1 por ciento en Castilla y León en diciembre, con lo que la Comunidad cerró 2009 con una tasa interanual de la inflación del 0,7 por ciento, ligeramente por debajo del 0,8 de la media en España, donde los precios se mantuvieron estables respecto a noviembre (0,0), según el Instituto Nacional de Estadística.

El abaratamiento de los precios registrado en diciembre respecto a noviembre en la Comunidad se produjo gracias a un descenso de la inflación del 1,6 por ciento en la vivienda y calzado; un 0,5 en transporte; un 0,3 por ciento en medicina; y un 0,1 por ciento en bebidas alcohólicas y tabaco, menaje y hoteles, café y restaurantes. Asimismo, los precios en alimentos y bebidas no alcohólicas, comunicaciones, enseñanza y otros, permanecieron estables. Por el contrario, se elevaron un 1,5 por ciento en ocio y cultura, y un 0,1 en vivienda.

Por lo que respecta a la tasa interanual del IPC, cayó un 2,3 por ciento en alimentos y bebidas no alcohólicas, un 1,6 en ocio y cultura, un uno por ciento en medicina, y un 0,8 y 0,3 por ciento, en vestido y calzado y comunicaciones, respectivamente. Sin embargo, los precios se elevaron hasta un 13,1 por ciento en bebidas alcohólicas y tabaco, un 3,6 por ciento en transporte, un 2,8 por ciento en enseñanza, un 1,6 por ciento en hoteles, cafés y restaurantes, y un 0,8 por ciento en menaje y vivienda, en ambos casos por igual.

Por provincias, los precios se mantuvieron estables respecto al mes anterior en Palencia, Soria y Zamora, mientras que descendieron un 0,3 por ciento en León (provincia que lideró este aspecto), un 0,2 por ciento en Segovia y Valladolid, y un 0,1 en Ávila, Burgos y Salamanca.

En cuanto a las tasas acumuladas, no presentan signo negativo en ninguna de ellas. La mayor subida se produjo en Segovia (1,1 por ciento) y Burgos (uno por ciento). Además, los precios se incrementaron un 0,9 por ciento en Soria; un 0,8 en León; un 0,7 Valladolid; un 0,6 por ciento en Ávila; un 0,5 por ciento en Palencia; un 0,4 en Salamanca; y un 0,3 por ciento en Zamora.