El presidente de Caja Segovia, Atilano Soto, continuará al frente de la entidad financiera hasta que se produzcan las nuevas incorporaciones a la asamblea como consecuencia de la renovación parcial de los grupos que componen este órgano, un proceso que se han retrasado hasta diciembre de este año, según han aprobado hoy PP y PSOE en las Cortes de Castilla y León.

Soto ocupa el cargo desde el 15 de febrero de 1997, aunque había entrado a formar parte de los órganos de gobierno el 11 de octubre de 1991. Accedió al actual cargo hace doce años de forma provisional para dos meses hasta que se celebraran elecciones. Sustituyó así a Octaviano Palomo, quien debió abandonar el puesto al contemplar un máximo de permanencia el régimen estatutario de Caja Segovia. La medida afectó a otros consejeros ya que el consejo de administración quedó entonces reducido de 23 a 15 miembros entonces

El 30 de abril de ese año se celebraron elecciones, pero en el seno del consejo de administración resultó reelegido Atilano Soto como presidente. Los últimos comicios de Caja Segovia tuvieron lugar en 2006, donde continuó por un año dado que en 2007 se renovaba la mitad del consejo. El presidente afrontaba entonces su despedida por cumplir 70 años, pero otro cambio producido entonces en la Ley de Cajas de Castilla y León por la modificación de la LORCA nacional le permitió prorrogar el mandato.

El triunfo del PP en las municipales de 2007 consolidó entonces la permanencia de Soto, en base a la “estabilidad” interna que se buscaba, según manifestaron entonces los representantes políticos de los principales partidos.

 

La propuesta parlamentaria

Los grupos parlamentarios del PP y del PSOE presentaron hoy en el registro de las Cortes una Proposición de Ley que conlleva la prórroga del mandato de los presidentes de las cajas de ahorro de Segovia y Ávila, Atilano Soto y Agustín González, respectivamente, según informaron a la agencia Ical fuentes parlamentarias.

De este modo se anularía la disposición transitoria añadida en diciembre del año pasado incluida en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos y aprobada por las Cortes el pasado 16 de diciembre, que preveía el cese de los cargos que llevaran más de doce años de mandato. Debido a esta disposición, tenían que dejar sus cargos los presidentes de las dos cajas de ahorro, así como otros miembros de los consejos de administración, que en el caso de Caja Segovia afectaría al representante de los empleados Eduardo Aguado, y varios miembros de la asamblea general, aunque desde Caja Segovia no se ha facilitado la relación exacta de todos los afectados.

La enmienda pactada recogía taxativamente la fecha de cese, aunque se esté llevando a cabo o no el proceso de fusión o integración con otras entidades. En cambio preveía la prórroga para quienes no hayan cumplido ese periodo de doce años. De acuerdo con las últimas modificaciones legislativas los procesos electorales parciales de los órganos de gobierno se han aplazado a finales de año y corresponden a los grupos de impositores, empleados y entidades fundadoras.