La rotonda de Padre Claret recupera su antiguo quiosco, que hace ya siete años desapareció para ejecutar la construccion de dicha rotonda. En esta ocasión se trata de un bar-restaurante construido por Isolux-Corsán, empresa de energía, construcción y servicios industriales, que tiene prevista la finalización del edificio hacia finales del mes de febrero o principios de marzo.

El edificio presentará un aspecto acristalado, por lo que el interior estará correctamente aclimatado para estar abierto al público durante todo el año. Además, poseerá una terraza al aire libre, que ocupará más 400 m2. La empresa encargada de llevar a cabo el proyecto invertirá en la obra ebtre 250.000 y 3000.000 euros y, al tratarse de un edificio prefabricado, las obras se están llevando a cabo con cierta rapidez.

El edificio estará formado por dos estructuras que ocuparán un total de 152 m2. En la primera de ellas, se encuentra una zona de bar con barra y un espacio para restaurante cuyo aforo será de 44 comensales, además de los aseos para el público. La segunda de estas estructuras, estará destinada a las cocinas, despensa y vestuarios para los empleados de este establcimiento.

El Ayuntamiento de Segovia no ha aportado dinero para la construcción del bar restaurante, por lo que los beneficios de que se obtengan se destinarán íntegramente a la empresa.