El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, se mostró hoy partidario de subir el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las viviendas vacías para fomentar su alquiler, tal y como tiene previsto proponer Izquierda Unida en el próximo pleno, pero recordó que esta cuestión ya fue planteada hace “ocho o nueve años” y que no se puede hacer efectiva mientras el Gobierno de España no reforme la Ley de Haciendas Locales.

“IU llega con casi diez años de retraso, esta moción es reiterativa de otra ya aprobada. Estamos de acuerdo en establecer penalizaciones, por llamarlo de alguna manera, a las viviendas vacías, pero esas penalizaciones no se pueden arbitrar de manera unilateral por el Ayuntamiento de Segovia si no tiene cobertura legal, y por tanto lo que está haciendo IU es solicitar la modificación de la ley de haciendas legales”, explicó el primer edil segoviano. 

“Lo que haremos ahora, en todo caso, será desempolvar esa moción y volver a insistir al Gobierno de España para que inicie los trámites de la modificación legislativa necesaria para la modificación de la Ley de Haciendas Locales, y permitir así al Ayuntamiento de Segovia y a todos los ayuntamientos que quieran la penalización de aquellas viviendas que estén vacías”, prosiguió Arahuetes, quien subrayó que está “totalmente de acuerdo con la propuesta de Izquierda Unida”.

IU anunció la presentación de esta moción el pasado miércoles para incentivar la incorporación al mercado de alquiler de las cerca de 5.000 viviendas vacías de Segovia, “más de un 17 por ciento de las que hay actualmente en la capital”. Destacaba entonces que se suma de este modo “a la petición planteada por el Procurador del Común de Castilla y León a los gobiernos autonómico y central el pasado 28 de junio en la que proponía, entre otras medidas, que las corporaciones locales aplicaran un recargo de hasta el 50 por ciento de la cuota líquida del IBI a estos inmuebles sin habitar”. 

El portavoz municipal de IU, Luis Peñalosa, defiende en su moción que con esta propuesta «se promoverá el acceso a la vivienda, en la medida en que puede servir para sumar casas al mercado de alquiler y, por otra parte, se incrementará la recaudación de las administraciones». Además, considera que el Ayuntamiento debe «explorar otras vías para aumentar la progresividad del IBI y el resto de tributos que recauda, consiguiendo ingresar más y de manera más justa». Unas medidas que, según Peñalosa, servirían «para sanear las cuentas públicas sin que el esfuerzo recaiga en los sectores que difícilmente pueden soportar más presión fiscal».

De esta forma, plantea que el Consistorio segoviano realice en los meses previos a la redacción de las ordenanzas fiscales para 2014 los trabajos necesarios para una posible puesta en marcha de ese recargo en la cuota líquida del IBI a las viviendas vacías. Además, desde IU proponen que el Ayuntamiento estudie con tiempo suficiente «las posibilidades técnicas de aplicar un mayor gravamen en el IBI a las viviendas de lujo, «entendiendo por ello aquellas con un valor catastral superior a 400.000 euros».

Por último, exponen la posibilidad de subir también el Impuesto de Bienes Inmuebles a «aquellas empresas con beneficios cuya cuantía será fijada por el Consistorio segoviano».