“Encantado” y “satisfecho”. Así se muestra Pedro Arahuetes ante la decisión de Adif de cobrar un euro al día por aparcar en la estación de tren de Guiomar hasta que la ampliación del aparcamiento esté en uso. “Creo que es un precio razonable y asequible”, valora, aunque recuerda que él había pedido la gratuidad y que el precio actual no es por tanto «perfecto».

Las cuentas que hace Arahuetes son las mismas que han hecho ya los usuarios: si la mayoría de la gente utiliza el aparcamiento los días laborables, que son 20 al mes aproximadamente, los usuarios vendrán a pagar 20 euros al mes por aparcar en Guiomar.  Es decir, que pocos (o ninguno) pagará 30 euros por un bono que va a utilizar 20 días al mes. “Con estos precios, estoy convencido de que Adif no va a dar salida a sus abonos, por lo menos no hasta que se acabe con la ampliación”, dice el alcalde.

En este caso y desde el punto de vista del consistorio, la decisión de Adif tiene otra consecuencia directa para el Ayuntamiento, que prometió subvencionar con 10 euros los abonos de aparcamiento a los empadronados en la capital que presentase su abono de tren. Pocos, muy pocos, pedirán esta subvención puesto que previsiblemente no se van a vender abonos lo que supondrá un ahorro para el consistorio. “Evidentemente”, añade Arahuetes, que explica que cree que esta situación “se alargará durante todo 2010 porque  no es muy probable que la ampliación esté en funcionamiento mucho antes”. Y es que según aventura el alcalde, “la adjudicación de la obra tardará unos tres o cuatro meses, y la construcción completa de la ampliación otros cuatro o cinco”. Pasada esta fecha, “ya veremos”.

 

La valoración de los usuarios

Pedro Arahuetes no es el único que ya se ha pronunciado sobre el anuncio de Adif. Los lectores de Segoviaudaz.es también lo han hecho y han recibido la noticia con un notable enfado, sobre todo aquellos que ya han comprado sus abonos al precio de 30 euros. Así por ejemplo, las cuentas no le salen a Tork, “mientras todos va a pagar 20 euros, en marzo yo pagaré 30 euros”, dice a la vez que añade: “Sí, yo soy tonto” aunque espera que Adif me devuelva el dinero. Para este lector, la mejor solución hubiera sido “no cobrar nada, o esperar a que la ampliación esté hecha para cobrar”.

Otra lectora, Mita, se mostraba indignada por esta medida: “Lo mejor de todo es que si me voy a Madrid en el tren de las 8h y tengo bono, además de pagar más (que ya es lo que faltaba para la guinda del pastel), resulta que no me van a asegurar que tenga plaza en el parking, por lo que pagaré más y encima sin plaza asegurada”. Se pregunta esta usuaria qué va a ser lo mismo: ¿ponemos música en los trenes y jugamos a la silla?

“Están logrando que se nos quiten las ganas de usar el Avant, el Ave o cómo quieran llamarlo”, resume otro lector.

Lo cierto es que, a malas, aquellos que estén empadronados en Segovia y hayan adquirido sus abonos para el mes de febrero podrán solicitar la subvención de 10 euros del Ayuntamiento, con lo que el precio final será más o menos al que le saldría si pagasen cada día un euro. No es lo mismo para aquellos empadronados en otras localidades de la región que tendrán que ver con estupor como pierden 10 euros.