El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, dictó hoy un decreto para ordenar la interposición de un recurso contencioso administrativo contra la licencia de obras concedida por el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma para la construcción del palacio de congresos y exposiciones en La Faisanera. Según el primer edil, “puede que incumpla la legalidad urbanística, aparte de otras actuaciones que también se desarrollan de una manera ilegal”.

Arahuetes aseguró que el Consistorio palazolense “ha puesto muchas pegas” a la consulta del expediente a pesar de que el Ayuntamiento de Segovia lo requirió “personalmente”: “De hecho, no hemos podido ver el expediente administrativo, donde figuran los informes técnicos y jurídicos al respecto”, dijo en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Ical. Sin embargo, advierte que “toda la información” que han podido “sacar de los distintos archivos” de los que sí disponían “hacen pensar que esa licencia de obras puede ser ilegal”.

“Yo dicté un informe jurídico al respecto”, prosiguió el alcalde segoviano, “y en ese informe se dice de una manera clara que efectivamente puede ser que esa licencia incumpla la legalidad urbanística, aparte de otras actuaciones que también se desarrollan de una manera ilegal. Y por tanto, en el día de hoy he dictado un decreto ordenando la interposición de ese recurso contencioso administrativo”.

El primer edil subrayó que “no se trata exclusivamente de estar en contra del palacio de congresos”, a pesar de que tanto el equipo de Gobierno segoviano (PSOE) como el grupo municipal de Izquierda Unida de la capital han manifestado en reiteradas ocasiones su oposición a este proyecto que promueve la sociedad Segovia 21, participada por la Diputación Provincial, gobernada por el PP. De hecho, recordó que ya promovieron una recogida de firmas “para de alguna manera concienciar al Partido Popular y la Junta de Castilla y León de que no financiaran ese palacio de congresos por considerarlo “un despilfarro”.

“Pero también hemos comprobado que no se trata solo de un despilfarro de ocho millones de euros supuestamente invertidos en ese palacio de congresos, sino de que la legalidad urbanística y de todo tipo se tiene que cumplir en la tramitación de este expediente. Y hemos comprobado, de acuerdo con los datos que se nos han aportado y que hemos podido verificar por nuestros propios medios, que no se cumple la legalidad urbanística, y por tanto vamos a interponer ese recurso administrativo”, reiteró.

Con esta medida, el equipo de Gobierno de Arahuetes pretende que el Ayuntamiento de Palazuelos aporte la documentación y el expediente administrativo al propio juzgado: “Y una vez que tengamos el expediente administrativo, que como digo no hemos podido comprobarlo a pesar de que hemos ido personalmente al Ayuntamiento de Palazuelos para que nos enseñaran ese expediente, seguramente formalizaremos la correspondiente demanda si se da la situación que apunta el informe técnico del Ayuntamiento”, avanzó el primer edil segoviano.

La ejecución del futuro palacio de congresos de Segovia daba un paso más el pasado 18 de septiembre con la solicitud al Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma de la licencia de obras, paso previo al inicio de toda la tramitación administrativa para la licitación y adjudicación de este proyecto que se prevé ubicar en el complejo del pabellón de caza de La Faisanera, a unos seis kilómetros de la capital.

Segovia 21, sociedad de la que la Diputación de Segovia es accionista mayoritaria y que promueve este recinto con el apoyo económico de la Junta de Castilla y León, se ha marcado como objetivo licitar las obras a finales de año con un presupuesto de ocho millones de euros. De la Orden explicó que los plazos barajados por Segovia 21 pasan por que la construcción del centro, tras su adjudicación, comience a principios de 2014 y con un plazo de ejecución de unos 15 meses.

El recinto contempla una inversión global de unos 20 millones de euros. Está financiado en un 40 por ciento por el Gobierno regional, que ha concedido una subvención directa de 6,9 millones para el proyecto que se distribuirá en diez anualidades, y por la institución provincial segoviana.

Las obras consisten básicamente en la adaptación del antiguo pabellón de caza como palacio de congresos y exposiciones. El complejo está ubicado en una parcela de casi 10.000 metros cuadrados con una superficie construida de 4.000; y en el patio interior, de 1.000 metros cuadrados, se proyecta un auditorio de unas 800 plazas, además de salas anexas para la celebración de eventos como seminarios, cursos o jornadas.