El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, se mostró hoy partidario a regular unos criterios “objetivos” que regulen el sueldo de los alcaldes, concejales y de miembros de personal de confianza.

Tras la rueda de prensa de la Junta de Gobierno Local, el edil esperó que se llegue a un acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y aseguró que no tendrá inconveniente en bajarse el suelo, un 15 por ciento menor que en 2013, si así corresponde, o de mantenerlo como está, si el acuerdo supone una subida.

El regidor municipal tildó de “barbaridad” los nombramientos de personal de confianza por “amiguismos” e insistió en que no puede dejarse al arbitrio que responsables políticos puedan nombrar cargos que consideren oportunos con sus respectivos sueldos. En este sentido, Arahuetes concluyó señalando que “a las pruebas me remito” haciendo referencia a los nombramientos de personas de confianza sin características técnicas especiales, y por la única razón de pertenecer a un determinado partido político.