Dos mujeres de 67 y 75 años, hermanas y vecinas de Segovia, fueron amordazadas durante la tarde del pasado martes 11 de diciembre en su vivienda de la calle Agapito Marazuela de la capital, dónde fueron víctimas de un robo de joyas y dinero.

Según informaron fuentes de a Subdelegación del Gobierno a la agencia Ical, un grupo de jóvenes de nacionalidad desconocida, esperaron a la entrada de las mujeres al portal y aprovecharon para entrar en su domicilio dónde le fueron sustraídas sus pertenencias.