El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, sostuvo hoy que si la falta de inversiones por parte de la Junta de Castilla y León en Segovia se debe a las críticas lanzados contra el Ejecutivo «es para meterles en la cárcel». Lamentando las declaraciones realizadas el pasado lunes por el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, en las que apelaba a la colaboración entre administraciones dejando de lado las demagogias, Arahuetes criticó que «intenten echarme la culpa de algo que son ellos los únicos culpables».

«No se si es prevaricación u otro delito», señaló Arahuetes para reconocer que al igual que existen críticas también hay elogios y felicitaciones a la administración regional como en el caso del Plan de Realojo o la guardería de San Lorenzo. No obstante el regidor municipal manifestó que las declaraciones de López-Escobar parecían del «club de la comedia» porque en su opinión no existen argumentos para acreditar la «escasa o la inversión· de la Junta en la capital.

En este sentido se refirió a las travesías de la Junta de Castilla y León en Segovia y en concreto a la Avenida de la Constitución visiblemente deteriorada desde hace años. Pedro Arahuetes admitió el derecho del Ejecutivo a no cederlas pero les instó a arreglar el firme de las mismas. El regidor municipal aseguró que sus planes para la polémica travesía adoquinada en cuyo subsuelo transcurre el río Clamores pasan por un bulevar al estilo de la Avenida Conde Sepúlveda, asfaltada, con varios carriles de circulación y con una «importante» actuación de obras de saneamiento y soterramiento de vías de comunicación.

También apuntó al IES de San Lorenzo para criticar la prioridad que la Junta le otorgaba al centro del barrio segoviano hace 6 años y los retrasos sufridos una vez el Ayuntamiento cedió el terreno. Arahuetes lamentó la puesta en marcha de un centro educativo en la localidad segoviana de Valverde del Majano, con poco más de 1000 habitantes y cuestionó su prioridad ante el proyecto de San Lorenzo, una zona en la que conviven entre 5.000 y 6.000 segovianos y segovianas.