El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, valoró hoy positivamente el informe del Consejo de Estado sobre el anteproyecto de reforma de la administración local del Gobierno central que viene a decir, según el regidor municipal, que “no es válido, que tiene muchas lagunas y que puede llegar a ser en muchos casos inconstitucional”.

Durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local, Arahuetes aseguró que la pronunciación del órgano en la que advertía de la excesiva reducción de la autonomía municipal, le sorprendió gratamente porque a su juicio existe una intromisión en el principio de autonomía local y porque refuerza el papel de las diputaciones provinciales. “No solo no hay que reforzarlas sino que hay que irlas abandonando”, aseguró el alcalde de Segovia para señalar que “son la administración menos democrática de España”.

Además, Arahuetes subrayó la necesidad de contar con la opinión de alcaldes y concejales, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y sus federaciones regionales y con los partidos políticos, porque “no se puede hacer una reforma de la administración local sin consenso”.

El regidor segoviano recordó que en España existen 8.115 consistorios con representación de todas las fuerzas políticas y reprobó una modificación del régimen local sin la conformidad de otros agentes diferentes al Gobierno central porque “al final afecta a todos”.