El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ha asegurado tener “nombres y apellidos” de los posibles beneficiados de la fusión de Caja Segovia en Bankia tras la que se conocieron las pérdidas de la entidad y propiciaron su desaparición. Aunque opta por no hacerlos públicos, Arahuetes señala que “el principal beneficiado de toda esta situación es Bankia y a partir de ahí hay que empezar a investigar”.

En una entrevista concedida a Segoviaudaz.es, el alcalde y exconsejero de Caja Segovia, asegura que “hay personas que estaban el consejo y personas que no, otras del Comité de Dirección y otras que no”, además de reiterar que las informaciones económicas facilitadas a los miembros del Consejo eran “extraordinarias”, por lo que criticó la “quiebra tremenda” a la que se enfrentó la entidad en marzo de 2012.

Por este motivo emplazó a conocer a las personas encargadas de realizar los informes y si podrían beneficiarse de la situación además de conocer si los balances y las cuentas “estaban maquilladas o no”. El regidor municipal lamentó además las “amenazas legales” a las que se sometió a los consejeros por parte de la dirección por desvelar “secretos” de los consejos y aseguró que “asumo mi responsabilidad en la gestión que desarrollamos con anterioridad a ese fecha”.

“Hay que pensar en quién se ha repartido el dinero y quienes nos contaban que la situación económica estaba así”, señaló el edil para señalar que en su papel de consejero examinaba los balances ofrecidos pero “me tengo que creer al director de la caja y al equipo de gobierno”.

Para finalizar Arahuetes aseguró que no tenía medios para poder comprobar que los datos eran falsos porque “es imposible” analizar “factura por factura”, por lo que los miembros del consejo creían la veracidad de los datos ofrecidos.