La Junta de Castilla y León autorizó los estatutos de la Fundación Caja Segovia que continuará la labor social de la desaparecida Obra Social y Cultural de la entidad con el objetivo principal de desarrollar proyectos, programas y actuaciones en la provincia de Segovia “que contribuyan al progreso, el bienestar y la mejorar de la calidad de vida de los segovianos”.

Esta semana la comisión gestora de la Fundación Caja Segovia recibió el visto bueno de la Consejería de Economía y Empleo por lo que de momento resta la aprobación del Plan de Viabilidad presentado a la Junta de Castilla y León hace quince días.

El Patronato estará formado por 17 patronos nombrados por diferentes administraciones y organizaciones provinciales principamente y su cargo será incompatible con el ejercicio de un cargo político electo mientras mantenga el carácter de fundación de carácter especial. El cargo tendrá una duración de cuatro años, que podrá ampliarse hasta un máximo de dos renovaciones, y tendrán que desempeñar gratuitamente sus cargos, sin devengar por su ejercicio retribución alguna, salvo el reembolso de los gastos debidamente justificados que les cause el cumplimiento de sus obligaciones.

Serán los ayuntamientos de Segovia y Cuéllar, la Diputación Provincial, las Cortes de Castilla y León, la Academia de Historia y Arte de San Quirce, el órgano rector del Campus de la Universidad de Valladolid en Segovia, la Federación Empresarial Segoviana, CCOO y UGT, los que elijan cada uno a un patrono para el conjunto.

Además, el propio Patronato elegirá a otro representante previa consulta con las entidades asociativas que agrupen a los empleados de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia; y otros seis entre personas, físicas o jurídicas, públicas o privadas, que tengan prestigio, experiencia o conocimientos en la gestión de fundaciones o en los ámbitos de actividad de la Fundación. Por otro lado, la Junta de Castilla y León podrá designar un representante en el Patronato de la Fundación, con voz pero sin voto.

Según recogen los estatutos, el Patronato elegirá un presidente y designará un Comité Ejecutivo, formado por un máximo de siete miembros, en el que delegará las funciones que estime pertinentes. Además, señala que el patrimonio de la Fundación estará integrado por el conjunto de bienes y derechos que integran el patrimonio de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia, así como los que en lo sucesivo adquiera la misma para el cumplimiento de sus fines.

Para concluir señalan que si por alguno de los motivos previstos en los Estatutos, se produjera la extinción de la Fundación, los bienes y derechos resultantes de la liquidación se destinarán en su totalidad a otras fundaciones o entidades no lucrativas privadas que persigan fines de interés general, domiciliadas y con actividad en Segovia, o a entidades públicas de naturaleza no fundacional que persigan fines de interés general, estén radicadas en la provincia de Segovia y desarrollen sus competencias o actividad en la provincia.