La Asociación Provincial de Industrias de la Construcción (APIC) cuestionó hoy la construcción del Palacio de Congresos de Segovia en La Faisanera temiendo que, más que cubrir las necesidades de los segovianos, se trate de subvencionar a la sociedad Segovia 21. “Creemos que, ante la necesidad de una inyección económica para esta sociedad, sus administradores han encontrado en la Junta de Castilla y León el aliado perfecto para sacarlo adelante”, señalaron.

Para los representantes de la asociación de constructoras el anuncio de la esperada infraestructura sirvió “para dejarnos la impresión de que intentan engañarnos” y aunque aseguran que no lo consiguen, critican los argumentos del presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez basados en informes legales pero que no consideran éticos.

Así, se cuestionan el precio del metro cuadrado en el Palacio de Congresos proyectado en el complejo de La Faisanera Golf y la aprobación por parte de una auditoría al respecto de la compra-venta entre una sociedad y su máxima accionista considerando que “parece que el terreno se paga a precio de oro refinado”. Para finalizar incidieron en que Segovia continuará siendo la única capital de Castilla y León sin un Palacio de Congresos y temieron que será así por mucho más tiempo.