Este viernes se inauguro en la calle Fernandez Ladreda la nueva edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión. En esta ocasión participan ocho librerias, siete de ellas de Castilla y León y una de Toledo que pondrán a la venta 40.000 títulos diferentes, muchos de ellos ya descatalogados. Entre los más antiguos, figura una publicación del año 1630 con los Estatutos Generales de una familia de Barcelona, que se vende a un precio de 1.200 euros y entre los más raros y curiosos, se encuentra una colección de ocho tomos de Medicina Legal de 1801, época en que este tipo de obras rozaba con la licencia eclesiástica.

Después de 25 años desde su creación siguen acudiendo personas para «curiosear y rebuscar» entre ejemplares y no a por bestseller «tras haber sido bombardeado por las editoriales y los medios», según palabras de Rafael Moral, coordinador de la feria. Adolfo Suárez, regente de la librería Cajón Desastre de Ponferrada (León), asegura que los segovianos tienen una gran respuesta a esta iniciativa y que son muchos los clientes que se mantienen fieles a ella año tras año. En todas las casetan existe una gran variedad temática y de diferentes áreas como la fotografía, el arte, ocio, cocina y también los clásicos de siempre. Pero según Adolfo Suárez, los segovianos van directamente a las publicaciones históricas.

Ni siquiera el sector del libro se libra de la crisis. A pesar de que no es el más afectado, las ventas han caido entre un 20 y un 30 por ciento. Además, Rafael Moral destaca que los libreros se encuentran temerosos ante la irrupción del libro electrónico y la repercusión que éste pueda tener una vez se salga de la situación económica actual. «A las librerías les queda poco tiempo, sobre todo a las de libro nuevo, que pueden tener su fin en diez o 15 años», ha augurado, al tiempo que ha considerado que el gusto por tocar las páginas es un «romanticismo» que quedará para algunos ratos o para los fines de semana.

Los precios de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión varian entre los tres o cuatro euros, pero también existen obras que superan los mil euros. Mario Montoya, uno de los libreros procedente de Obra Gráfico de Toledo, indica que desde hace tres o cuatro años cada vez se ofrece mejor precio debido al descenso de ventas y puesto que el libro antiguo es un artículo de segunda necesidad.

Hospicio de los libros:

Como novedad este año la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión promueve la supervivencia de los libros con un «Hospicio de libros». Se trata de un servicio de acogida y adopción de ejemplares donde los ciudadanos pueden depositar un libro y/o adquirir otro después a cambio de un donativo. Clara Luquero, concejala de Cultura ha señalado que la política cultural de su departamento es intentar que el libro siempre esté en la calle y cerca del ciudadano. En este sentido, ha subrayado la puesta en marcha de puntos de lectura en parques y jardines o el taller permanente de animación a la lectura.

Se podrá pasear por la calle Fernández Ladreda y buscar los ejemplares más antiguos en La Feria del Libro Antiguo y de Ocasión hasta el día 22 de noviembre.