La capital segoviana y la ciudad china de Jintang formalizaron hoy un convenio de colaboración que inicia relaciones de amistad entre ambas localidades ubicadas a más de 9186 kilómetros. Desde allí se desplazaron en nombre del alcalde, Jin Cheng, una delegación china quienes destacaron la firma con el regidor municipal, Pedro Arahuetes, como “un sueño cumplido y deseado desde hace tiempo”.

Una pasión por la cultura española plasmada en la construcción de todo un complejo en la ciudad de Jintang que imita las características de localidades españolas y en la que se comerciarán productos nacionales. Invitando al alcalde de Segovia a una visita a la ciudad ubicada en uno de los condados de Chengdu en la provincia de Sichuan, la delegación sugirió la puesta en marcha de una exposición sobre Segovia en el lugar.

El convenio firmado por Arahuetes y Yong Zeng, miembro del comité permanente de Jintang de Sicuani con autorización del alcalde chino, fomentará las relaciones en el intercambio de negocios, el comercio, la cultura, el turismo y la alimentación, además de ejecutar proyectos y acciones que favorezcan el avance económico y social de ambas ciudades.

Zeng destacó el patrimonio cultural y patrimonial de una “ciudad muy bonita” con la que inician una “relación auténtica”. Acompañado por Yuan Xie, secretario del proyecto y empresario del sector de alimentación y energía; Jiayan Zheng, miembro del proyecto y empresario del sector del automóvil e industria; y Qiaonan Lui, coordinadora del proyecto y empresaria del sector del turismo, el enviado por el alcalde de Jintang, celebró la unión de 4 años prorrogables, con la entrega de varios regalos al Ayuntamiento de Segovia.

El libro sobre la ciudad Patrimonio de la Humanidad que regaló Arahuetes a la delegación de la ciudad china fue intercambiado por una réplica de su escudo a semejanza del original hecho en oro. “Es una réplica” bromeó Qiaonan Lui. La ciudad con más de 4.000 años de antigüedad, regaló además varias piezas de seda con motivos del animal nacional, el oso panda. Entre ellos, un libro desplegable, un estandarte “para la oficina del alcalde” y pañuelo de seda “para las mujeres del Ayuntamiento”.