El gasto navideño en Castilla y León descenderá este año un 35,5 por ciento respecto a las mismas fiestas de 2007, cuando se inició la crisis económica. Así, cada habitante de la Comunidad dedicará de media 530 euros este año, frente a los 822 de aquella Navidad, según un estudio elaborado por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (Fuci).

A través de una encuesta desarrollada entre los meses de octubre y noviembre a 3.000 consumidores de entre 25 y 65 años en toda España, la organización concluye que en 2011 continúa la tendencia decreciente iniciada en 2008, situándose el coste medio por persona en el conjunto del país en los 560 euros por persona, una cantidad que supone un descenso del 35,3 por ciento (866 euros en aquél año), en el mismo orden que la evolución negativa de Castilla y León.

En comparación con la Navidad de 2010, los habitantes de la región destinarán 112 euros menos, es decir, que registra una caída del 17,2 por ciento, similar al retroceso en España del 17 por ciento. 

Por sectores, los castellanos y leoneses reducirán su consumo en todos los ámbitos, tanto en relación a 2007 como a 2010. Así, dedicarán 175 euros a regalos y juguetes (185 en España), un apartado que aglutina la mayor parte del gasto, pero que supone 16 euros menos de media que el pasado año (191) y 55 por debajo de lo destinado en 2007 (230 euros), en el inicio de la difícil situación económica.

Igualmente, los habitantes de la Comunidad invertirán 85 euros en lotería (100 en el conjunto de las autonomías), frente a los 103 y 122 euros de 2010 y 2007, respectivamente. En cuanto a la alimentación, serán 190 euros de media (187 en España), mientras que en la última Navidad se destinaron 208 euros, frente a los 255 de hace tres años. Por último, en lo que se refiere al ocio, los castellanos y leoneses dedicarán 80 euros (88 en España), una cantidad muy alejada de los 140 euros de 2010 y los 215 euros de media del año anterior al inicio de la crisis.