Medio centenar de palistas participarán en el Campeonato de Aguas Bravas de Castilla y León que regresa al entorno natural de Palazuelos de Eresma. Tras un año de ausencia, el paraje de las Entreaguas acoge durante toda la jornada de sábado el X Campeonato de Castilla y León de Slalom y Descenso y el Campeonato Regional de Edad de Slalom.

El Club de Piragüismo Río Eresma de Palazuelos de Eresma, en colaboración con la Federación de Castilla y León de Piragüismo, organizadores de la competición, se muestran muy optimistas ya que “se prevé buena climatología y las frecuentes precipitaciones registradas en la zona permiten disponer de un caudal abundante de aproximadamente 10 metros cúbicos por segundo lo que, sin lugar a dudas, dará más vistosidad a la prueba” señala el Presidente del Club, Enrique Cuesta.

En un entorno natural espectacular, se darán cita alrededor de 50 palistas procedentes de diferentes Clubs de León, Salamanca, Soria, Madrid y Segovia.

La Competición de Slalom consistirá en una contrarreloj a dos mangas, sobre un recorrido de unos 300 metros en el que se han colocado 17 puertas que los palistas habrán de superar bien en el sentido de la corriente o bien remontándola. Cada toque de puerta por parte del participante conllevará una penalización de dos segundos, cada puerta no franqueada implicará una penalización de 50 segundos. Puntuará la mejor de las dos mangas en tiempo, una vez sumadas las correspondientes penalizaciones.

Tras este reto tendrá lugar la Prueba de Descenso, una contrarreloj a una manga en un recorrido de unos 600 metros, en el que el palista elige el recorrido en el Río Eresma.