La lluvia persistente, las altas temperaturas y el viento fuerte de poniente han obligado a los responsables de la estación de La Pinilla a dar por finalizada la presente temporada, después de anunciar hace unos días su intención de mantener abiertas las instalaciones hasta el día 7 de abril. Conforme a sus explicaciones, el resultado de la última inspección realizada este fin de semana les lleva a tomar una decisión dolorosa pero inevitable: el cierre de la temporada 2012-2013″.

Los más de 200 litros de agua por metro cuadrado caídos desde el lunes han provocado ríos de barro por algunas pistas, el corte de la casi la totalidad de ellas, el encharcamiento de la zona del Gran Plató, así como un pequeño corrimiento de tierra en el talud del puente que cruce el inicio del Retorno. Además, las previsiones meteorológicas para estos próximos días tampoco son optimistas.

«Ante esta situación, y a pesar de que hemos intentado prorrogar esta decisión, que nos duele mucho por el mal sabor de boca con el que concluye una temporada que ha conocido momentos muy buenos, nos vemos obligados a echar el cierre de la sesión invernal por este año», manifiestan.