La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha presidido hoy en Madrid la firma del contrato entre Adif y Saba para el arrendamiento y la explotación de aparcamientos situados en distintas estaciones ferroviarias de España.

El acuerdo, que tendrá una duración de 10 años, ha sido suscrito por el director general de Servicios a Clientes y Patrimonio de Adif, Jorge Segrelles, y el consejero delegado de Saba, Josep Martínez, que han estado acompañados por el presidente de Adif Alta Velocidad, Gonzalo Ferré, y el presidente de Saba, Salvador Alemany.

Esta operación, que se enmarca en el contexto del plan de puesta en valor de los activos de Adif, generará unos ingresos de 140.760.000 euros a la entidad pública para su actividad principal que es la construcción, mantenimiento y gestión de las líneas ferroviarias.

El contrato incluye la gestión y explotación de 72 aparcamientos situados en 51 estaciones, que suman más de 22.000 plazas de aparcamiento, utilizadas fundamentalmente por los usuarios del ferrocarril, así como por la población del entorno.

En concreto, se arrendarán los aparcamientos de las estaciones siguientes: A Coruña, Albacete Los Llanos, Alcázar de San Juan, Algeciras, Alicante, Almería, Antequera Santa Ana, Barcelona Clot, Barcelona Sants, Bilbao Abando, Cádiz, Camp de Tarragona, Ciudad Real, Córdoba, Cuenca Fernando Zóbel, Ferrol, Figueres Vilafant, Girona, Granada, Irún, Jaén, León, Lleida Pirineus, Logroño, Madrid Chamartín, Madrid Puerta de Atocha, Málaga María Zambrano, Mérida, Murcia, Ourense, Pontevedra, Puente Genil-Herrera, Puertollano, Requena Utiel, Ronda, Salamanca, Santander, Santiago de Compostela, Segovia Guiomar, Sevilla Santa Justa, Toledo, Valencia Cabanyal, Valencia Joaquín Sorolla, Valencia Estació del Nord, Valladolid, Vigo Guixar, Villalba, Villena, Xátiva y Zaragoza Delicias. Además, se incluye el aparcamiento de Sevilla Plaza de Armas.

Hay que señalar que la rapidez en la definición de contenidos y tramitación documental, y el reducido plazo transcurrido desde la adjudicación hasta la suscripción del contrato, ha sido posible a partir de la estrecha colaboración de los equipos técnicos de ambas organizaciones, Adif y Saba, que han trabajado conjuntamente en el desarrollo del proceso.