En las próximas semanas, más de 200.000 alumnos en toda España se enfrentarán a una de las decisiones más importantes de su vida tras la publicación de las notas de las Pruebas de Acceso a la Universidad (P.A.U.), la de elegir su destino profesional. Una vez que conozcan su nota, llegará el difícil momento de elegir la titulación que les gustaría cursar y que, inevitablemente, marcará su trayectoria profesional.

Éste es el segundo año en que se celebra la nueva P.A.U., la antigua selectividad, adaptada a las directrices del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) en las que se valora, además de la formación académica obtenida en el bachillerato, el conocimiento de idiomas y otras habilidades necesarias para el desarrollo de la carrera profesional.

Un año más, Administración y Dirección de Empresas, Ingeniería Industrial, Medicina y Económicas son las carreras con más salidas profesionales. Las titulaciones relacionadas con la construcción siguen acumulando descensos: representan el 7,5% de la oferta dirigida a titulados en ingenierías y arquitectura, un descenso muy importante si tenemos en cuenta que hace sólo dos años se situaban en el 17,56% de la oferta de empleo.

La posesión de una titulación no es garantía de empleo, pero sí es un factor destacado por las empresas a la hora de seleccionar a sus empleados. Según Adecco Professional e Infoempleo, en 2010 de las más de 198.500 ofertas de empleo cualificado a las que tuvieron acceso, casi la mitad requirieron una titulación universitaria concreta, lo que supone que los universitarios siguen liderando la oferta de empleo cualificado. Por debajo de las ofertas para este tipo de titulados, un 21,2% del total requieren titulados en Formación Profesional o bachillerato, mientras el 32,5% de las ofertas no especifica cualificación. La formación, por tanto, continúa siendo un criterio de selección muy importante dentro de las empresas.

Este interés general de las compañías por la formación de sus futuros empleados se acrecienta aún más en época de crisis, constituyendo para los candidatos un factor clave, no sólo como vía de acceso al mercado sino también como garantía de empleo.

El mayor o menor atractivo que puede alcanzar una titulación concreta en el mercado laboral, es decir, su empleabilidad, depende de varios factores que deben concurrir simultáneamente, como la relación entre el tipo de estudios y los puestos ofertados en ese momento, el equilibrio entre la oferta y la demanda de titulados en esa área o el grado de experiencia acumulada por el candidato. A pesar de ello, en general, en épocas de bonanza económica las empresas encuentran más dificultades para encontrar candidatos cualificados que en épocas de crisis, cuando la oferta de estos profesionales disponibles ha llegado casi a triplicarse. El tipo de titulación determina su proyección profesional, haciendo que tenga un mayor o menor atractivo en el mercado laboral.

Titulaciones con más salidas profesionales

De las 198.500 ofertas analizadas correspondientes a 2010, las que correspondían a titulados universitarios representaron el 46,13% del total, lo que supone un ligero retroceso con respecto al año pasado en el que fueron el 47,27%. Igual suerte corrieron aquellas que demandaban trabajadores con Bachillerato, FP o equivalente, mientras que aquellas ofertas en las que no se especificaba titulación aumentaron del 31,41% de 2009 hasta el 32,57% actual. Estos datos permiten establecer que, pese a la crisis económica, los titulados universitarios siguen teniendo más posibilidades de inserción laboral que el resto de trabajadores.

Administración y Dirección de Empresas (ADE) se vuelve a erigir como aquella con mayores probabilidades. Así, del total de las ofertas analizadas, un 2,79% correspondió a estos titulados, cifra que asciende hasta el 6,04% si consideramos sólo a los titulados universitarios.

Tras ella, los Ingenieros Industriales y los Ingenieros Técnicos Industriales acapararon el 2,65% y 2,22% de las 198.500 ofertas, representando a su vez el 5,75% y el 4,81% del total de titulados universitarios. Económicas y Medicina figurarían en el cuarto y quinto lugar del ránking de titulaciones con más salidas profesionales. La primera de ellas acaparó el 2,2% del total de ofertas analizadas en 2010, mientras que Medicina representó el 1,81%. Si tomamos como referencia sólo las ofertas destinadas a universitarios, Económicas representaría el 4,78% del total, frente al 3,92% de Medicina.