La Concejalía de Servicios Sociales ha puesto en marcha una nueva fase de distribución de alimentos procedentes de la Unión Europea destinado a personas empadronadas en la capital y con menos recursos, correspondientes al Plan 2011 de ayuda a las personas necesitadas

En esta ocasión se beneficiarán de esta ayuda 1.995 personas que corresponden a las 564 solicitudes recibidas en el Ayuntamiento que cumplen con los requisitos de la convocatoria. Entre ellos se van a repartir 52.223 kilos de alimentos y productos no perecederos como arroz blanco, bebida pasteurizada, cacao soluble, caldo de carne, crema de verduras, espagueti, fideos, galletas, harina, leche, macarrones, natillas y tomate frito.

Como novedad el reparto se llevará a cabo en el antiguo Parque de bomberos, en la avenida de Padre Claret, a donde se tendrán que acercar los beneficiarios previa cita por teléfono. Para la distribución de los lotes de alimentos, el Ayuntamiento contrata a personal específico y cuenta con la colaboración de los voluntarios de la Asociación San Vicente de Paul.

El Ayuntamiento asumía en el año 2009 el reparto de alimentos entre las familias de los sectores más vulnerables y desfavorecidos de la población como son los transeúntes y marginados, las minorías étnicas y la población inmigrante.