Los kilómetros de carril bici en la ciudad de Segovia se cuentan con los dedos de una mano. A la reciente puesta en servicio del carril bici que une el acueducto con el cementerio, sobre el parking de Padre Claret, dentro de unos días se le unirá el nuevo carril bici que esta vez discurrirá por el parque del Santo Ángel de la Guarda, el parque del cementerio. Las obras, que arrancaron a principios de verano, serán inauguradas previsiblemente antes de que acabe octubre. Pero estos días ya se puede ver completa la obra: señalización vertical, nuevos muros de piedra, un espacio para peatones y otro para bicicletas, e incluso, iluminación mediante «pivotes» de luz en el recorrido del propio carril bici.

La obra promovida por el Ayuntamiento de Segovia, con financiación del Plan E, ha sido llevada a cabo por la empresa Alvac, con un presupuesto de 114.494,90€, y un plazo de ejecución de 4 meses, según reza su cartel informativo. Según se ha podido comprobar durante estos meses, para la construcción de la infraestructura ha sido necesaria la tala de varios árboles del parque, para logar obtener el espacio necesario para el nuevo carril bici.

De esta manera, los segovianos difrutarán de un nuevo eje donde podrán circular por zonas libres de coches, desde la rotonda de la estación de autobuses, por la peatonal Fernández Ladreda, subiendo por el carril bici de Padre Claret, y ya disfrutando del nuevo carril del parque del cementerio, que finaliza junto a las pistas de los juegos tradicionales de «Orgullo Segoviano».