El consejo de Gobierno ha aprobado subvenciones por importe de 1.771.100 euros a los obispados y diócesis de Ávila, Burgos, Astorga, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora para la conservación de iglesias y ermitas en la Comunidad, de los que 90.000 serán para el Obispado de Segovia y la diócesis.

Esta actuación, que se enmarca dentro de los convenios de colaboración de la consejería de Fomento con las instituciones provinciales y obispados de Castilla y León, supondrá una inversión conjunta superior a los 5,1 millones de euros. Mediante esta iniciativa, se desarrollan proyectos de conservación y mantenimiento de las iglesias y ermitas de nuestros pueblos. Se trata de actuaciones que consolidan el patrimonio de la Comunidad que, sin tener la consideración de BIC (Bien de Interés Cultural), constituye un elemento esencial de la arquitectura y cultura popular.

En la mayor parte de los casos se trata de obras de mantenimiento como consolidación de las bóvedas, eliminación de grietas en los muros o reparación de cubiertas. Con estas actuaciones se consigue mantener los edificios en buenas condiciones de uso y, sobre todo, conservarlos para las generaciones futuras.

En algunos casos es a la Diputación y en otros al Obispado a quienes se abona la subvención por parte de la Junta de Castilla y León. El objeto es la reparación y conservación de los templos de la provincia correspondiente que lo requieran, previa solicitud de las parroquias o entidades locales. Debe tenerse en cuenta que las diócesis de León firman convenios bianuales, y la diócesis de Salamanca trianuales.

La consejería de Fomento viene financiando obras de restauración en iglesias y ermitas de la Comunidad, a través de convenios de colaboración suscritos con las diputaciones provinciales y los obispados y arzobispados de cada provincia. En total, en el período 2003-2008, la inversión global supera los 32 millones de euros mediante la colaboración entre las instituciones.