Con el objetivo de impulsar el modelo generalizado de las TIC en el sistema educativo de Castilla y León, promover la mejora continua de la calidad de la enseñanza y conocer el grado de integración de las nuevas tecnologías en los centros educativos de la Comunidad, la Consejería de Educación convocó a comienzos de curso un proceso voluntario para evaluar la integración de las TIC.

Entre los meses de febrero y marzo de este año, una comisión de expertos ha comprobado la información remitida por colegios e institutos y ha realizado visitas a los centros para conocer ‘in situ’ el uso y manejo de las nuevas tecnologías. Tras verificar el estado de integración de las TIC, la comisión ha evaluado de forma individualizada a los centros y ha certificado a 148 centros educativos de Castilla y León entre los niveles 1 y 5, siendo éste último «excelente».

La comisión ha tenido en cuenta para ello cinco áreas: curricular, infraestructuras y equipamiento, formación, gestión y administración y comunicaciones y acción social.

De los 148 centros educativos de Castilla y León acreditados, 47 han obtenido el nivel 3, 80 colegios e institutos se encuentran en el nivel 4 y un total de 21 centros se sitúa en el nivel 5, denominado «excelente» y, por tanto, son colegios e institutos referentes en su integración de las TIC para la Comunidad. Ninguno de los centros evaluados ha obtenido niveles 1 y 2.

 

Niveles de integración

El nivel 3 corresponde a centros que se encuentran en fase de aplicación de las TIC en los que existe una implicación en la mejora de los equipamientos e infraestructuras y cuentan con planes de aplicación futuros. Además, su integración refleja aplicaciones puntuales o por niveles educativos y ofertan formación específica.

En cuanto al nivel 4, el uso y manejo de las nuevas tecnologías en colegios e institutos es generalizado, disponen de equipamientos e infraestructuras en el 80% de los procesos, trabajan ya en planes de integración y también tienen proyectados programas de futuro, la formación es un elemento clave y existe una implicación alta de las ventajas y el valor añadido de la aplicación de las TIC.

El nivel 5, denominado «excelente», se materializa en una integración total de las nuevas tecnologías, en los equipamientos e infraestructuras, que cumplen las fases de renovación; los planes asumen las TIC como un elemento integrado, logrando mejoras constantes; se proporciona formación continua y asociada y la implicación y conocimiento es muy alto y se aplican a la totalidad de los procesos.

La certificación de estos niveles tendrá una vigencia de dos años y durante este tiempo la comisión de acreditación comprobará que los colegios e institutos se mantienen en los mismos parámetros. Además, aquellos que deseen continuar en posesión de la acreditación u obtenerla con un nivel superior, deberán participar en próximas convocatorias.

Los 148 centros educativos de Castilla y León acreditados se comprometen a participar en actividades formativas específicas diseñadas por la Consejería de Educación, acciones de dinamización y procesos de evaluación y seguimiento. Además, los 21 colegios e institutos certificados con el nivel 5 o «excelente» recibirán una pizarra digital interactiva y serán pioneros en la experimentación de nuevos recursos, investigación y metodología de la aplicación de la tecnología en el aula y la elaboración de materiales multimedia.