Alrededor de 60 empleados del hipermercado de Eroski de Segovia se convertirán en próximas fechas en cooperativistas. Se trata de trabajadores que participan en el capital y gestión de los negocios integrados en las sociedades civiles Gespa Hipermercados y Gespa Cenco.

Los empleados, aproximadamente la mitad de la plantilla con la que cuenta el hipermercado, han celebrado asambleas informativas y han sometido a votación la posibilidad que les había ofrecido la empresa, según el proyecto iniciado en 2009 para convertir al grupo en la mayor cooperativa española. La propuesta empresarial es lograr que los más de 30.000 empleados que tienen en toda España por cuenta ajena se transformen en socios, sumándose así a las más de 8.500 personas que ya ostentan esta condición. La mayoría de ellos son personas que trabajan en el País Vasco.

Cuando den luz verde definitiva al proyecto, los 60 trabajadores del centro segoviano se convertirán en socios de una cooperativa mixta de trabajo asociado, lo que les permitirá tener una organización interna similar a la existente en Eroski, sociedad matriz del grupo, y tener condiciones laborales propias de socios trabajadores.

Desde el grupo vasco de distribución señalaron que cuando las dos sociedades con las que Eroski opera en Castilla y León hayan aprobado su transformación en cooperativas, el modelo se trasladará a otros centros que se encuentran en otras provincias españolas. De este modo, este proceso de aprobación de cooperativas culminará en marzo en esta Comunidad.