La presidenta de FEMUR, Juana Borrego, ha mostrado su preocupación por el más que posible recorte en la ayuda que recibe la Federación de la Mujer Rural y que permite sacar adelante la muestra de productos artesanales elaborados por mujeres rurales de diferentes lugares del mundo que cada año, desde hace 16, acoge Segovia. “Sí, creo que corre peligro”, declaró tajante a Ical. Desconoce si se producirá una rebaja o una supresión de la subvención, así que “después del verano veremos a ver qué pasa y qué probabilidades hay de seguir adelante con la feria”, remarcó.

Con un presupuesto que ronda los 180.000 euros, 160.000 mil procedentes de las subvenciones y 20.000 aportados por la FEMUR con las cuotas que pagan las artesanas, la Feria Internacional de la Mujer Rural se ha convertido en un gran escaparate del trabajo que realizan las mujeres en el medio rural.

Las ventas alcanzaron este año los 60.000 euros, según los datos facilitados a Ical por la presidenta de Femur; sin embargo, se han registrado menos visitantes que en pasadas ediciones. El tiempo ha jugado una mala pasada a las expositoras. “Ha hecho mucho frío, no hemos visto el sol e, incluso, algunas han tenido que comprarse unos guantes para estar en los stands”, confesó Juana Borrego.

Los de mayor éxito son los de alimentación, repostería, productos cocinados al momento, quesos, bonito, anchoas, muchos de ellos “ya tienen clientes fijos porque los productos son de calidad, muy buenos” argumentó. Los puestos que han venido nuevos este año también están, en general, contentos ya que “están teniendo éxito” y otros, como el de abanicos que llevaba tiempo sin asistir, también ha hecho ventas, a pesar del tiempo, porque “le estaban esperando sus clientas”.

La ubicación de la feria en la avenida de Fernández Ladreda, una de las principales arterias de la ciudad del Acueducto, es idónea, según la organizadora, porque es peatonal y caben perfectamente todos los expositores. Eso sí, Juana Borrego pide al Ayuntamiento de Segovia “que se estudie una solución para retirar los bancos colocados en el centro de la avenida porque estorban mucho”.

La XVI Feria Internacional de la Mujer Rural mostró más de 1.500 productos elaborados de forma artesanal por mujeres del medio rural de España, México, Uruguay, República Dominicana, Túnez, Nicaragua, Colombia, Perú y Turquía, en un total de 56 stands repartidos en 450 metros cuadrados.