La Fundación La Casa que Ahorra colaborará con el Ayuntamiento de Segovia en la realización de estudios en medio centenar de viviendas para la mejora de la eficiencia energética en el barrio de San José de la capital segoviana. El objetivo, rubricado a través de la firma de un convenio, consistirá en “obtener datos sobre las partes de los edificios dónde se pierde energía”, señaló el director de la Fundación, Francisco Javier Fernández Campal. Por su parte, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, añadió que tras las conclusiones obtenidas de los datos, “se informará a los vecinos para que tomen las medidas adecuadas”.

Fernández Campal manifestó la importancia de hacer visible el consumo de energía para que “la ciudadanía conozca dónde la perdemos”. En este sentido, señaló que las zonas más frecuentes de pérdidas son las ventanas y los forjados de los edificios. Además añadió que los estudios que se han realizado en seis ciudades españolas y que se hace a través de termografías, imágenes de rayos infrarrojos, desvelan que “el 80 por ciento de las 25 millones de viviendas españolas no tienen aislamiento y pierden energía”.

Durante la firma del convenio la concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, señaló que el estudio se llevará a cabo en medio centenar de viviendas del barrio de San José “ya que es una zona interesante porque desde su creación en los años 40 el barrio ha experimentado pocos cambios”.

Según señalaron fuentes muncipales, la previsión es que en dos meses este listo el documento que recogerá las conclusiones y ofrecerá a los vecinos las posibles soluciones para mejorar el consumo energético en sus viviendas, “soluciones que corresponderá a ellos, voluntariamente, llevarlas a cabo”, añaden.