El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha aprobado hoy la distribución entre las comunidades autónomas de cerca de seis millones de euros para reforzar la financiación del programa Escuela 2.0, después de que Madrid y Valencia hayan declinado participar en él. De estos fondos, Castilla y León recibirá 413.325 euros para sufragar gastos corrientes y para afrontar la mejora de infraestructuras.

Este acuerdo supone una continuación del adquirido el pasado 30 de marzo, cuando el Gobierno formalizó los criterios de distribución, así como la distribución resultante, del dinero destinado para este programa en el año 2010. Una vez concluida la negociación con las comunidades autónomas para concretar su participación, dos de ellas, la Comunitat valenciana y la Comunidad de Madrid, han declinado formar parte de él, al mismo tiempo que otras seis han adquirido el compromiso de incorporar una cantidad mayor de centros y alumnos.

Como consecuencia de este proceso de negociación, el Gobierno dispone de un remanente repartido en dos partidas presupuestarias. Por un lado, 5.703.807 euros destinados a la mejora de las instalaciones y, por otro, la cantidad de 184.303 euros para sufragar gastos corrientes.

Los criterios que se han aplicado para la distribución de este dinero han sido los mismos que se acordaron para la distribución del crédito principal de ‘Escuela 2.0’ en el año 2010. Así, para la partida destinada a la mejora de las instalaciones se tienen en cuenta el número de alumnos de quinto de Primaria de todos los colegios sostenidos con fondos públicos y el número de unidades de quinto de Primaria de los colegios públicos; mientras que para sufragar los gastos corrientes se toman en consideración el número de unidades de quinto curso de Primaria en centros sostenidos con fondos públicos, y el número de centros con el mismo tipo de financiación existentes en Educación Primaria.

El Programa Escuela 2.0 entró en funcionamiento en el año 2009, y desde entonces se han distribuido entre los alumnos 500.000 ordenadores portátiles, cerca de 100.000 profesores han recibido formación específica en nuevas tecnologías, y ya se han acondicionado alrededor de 20.000 aulas digitales.

 

Desigualdades educativas

Por otra parte, el Consejo de Ministros aprobó hoy la distribución entre las comunidades autónomas de más de ocho millones de euros para la financiación de actuaciones dirigidas a disminuir las desigualdades en el ámbito educativo. De estos fondos, la Comunidad contará con 385.339 euros. El objetivo es reforzar a los centros docentes para que puedan desarrollar acciones destinadas a fomentar la equidad.

Así, el acuerdo contempla que el dinero debe financiar programas dirigidos a colectivos de alumnos con menores perspectivas de éxito, a la atención de los alumnos con desfase en su evolución escolar, y a fomentar la puesta en funcionamiento de programas externos que tengan el mismo fin y estén amparados por la administración.

Para la distribución de este dinero se tienen en cuenta factores como el número de alumnos de Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria que hay en cada comunidad autónoma, así como el número de estudiantes que a los 16 años no obtienen el título de Graduado en ESO. Además, se valoran aspectos como la dispersión de la población y la insularidad.