Un total de 2.395 trabajadores de Castilla y León se benefició de la cobertura de las mutuas por riesgo durante el embarazo y lactancia en 2009 por importe de 9,03 millones de euros. La cifra de mujeres supone el 5,39 por ciento del dato nacional (44.687 mujeres), según informaron fuentes de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo, AMAT.

Por provincias, el mayor importe se abonó en Burgos, donde se alcanzaron los 2,44 millones; seguida de Valladolid, con 1,97 millones de euros; León, con 1,8 millones; Palencia, con 791.911 euros; Salamanca, con 776.733; Soria, con 531.471; Zamora, con 512.145 euros; Segovia, con 375.079 euros, y Ávila, con 267.517 euros.

Desde que las mutuas se hicieron cargo estas prestaciones, entre el periodo marzo 2007 hasta diciembre de 2009, se estima que más de 94.600 mujeres trabajadoras se han beneficiado de esta prestación.

En concreto, las prestaciones económicas otorgadas por las mutuas durante 2009 en toda España ascendieron a 208 millones de euros, los cuales, fueron gestionados y pagados a mujeres trabajadoras que embarazadas, se encontraban en situación de riesgo para su salud o la del feto por el desempeño de su trabajo. Además, a lo largo del pasado año, aumentaron el 27,7 por ciento el número de prestaciones.