El paro registrado en la provincia segoviana aumentó en el mes de noviembre un 2,12 por ciento alcanzando los 12.391 parados, lo que supone una destrucción de 257 puestos de trabajo en la provincia. Respecto al mismo mes del año pasado la cifra aumentó en 1538 personas, un 14,17 por ciento más, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

De ellos, un total de 6.374 son hombres y 6.017, mujeres. Además, el paro en jóvenes de menos de 25 años se sitúa en 1.363 personas, de las que 744 son hombres y 619 mujeres. Respecto a los sectores, una vez más el sector servicios es el más dañado, seguido de la construcción, agricultura e industria. El número de contratos se redujo además un 43,87 por ciento respecto a octubre con 3.294 contratos menos.

Por lo que respecta a la evolución mensual de la Comunidad, la cifra de desempleados aumentó un 1,91 por ciento, con 4.498 personas más, también por encima de la subida del conjunto del Estado, del 1,54 por ciento, con 74.296 más. Respecto al mismo mes del año anterior, el número de parados se incrementó un 17,83 por ciento en Castilla y León en noviembre hasta llegar a 239.867 personas, lo que supone que en los últimos 12 meses se han destruido 36.299 puestos de trabajo. Esta subida se situó casi 7 puntos por encima de la registrada a nivel nacional, con un aumento interanual del desempleo del 11,02 por ciento, con 487.355 parados más y un total superior a 4,9 millones.

Castilla y León fue la novena región donde más creció el desempleo respecto a octubre, por detrás de Baleares (10,59 por ciento más y 9.226 personas), La Rioja (4,07 por ciento y 1.077 personas), Cantabria (3,43 por ciento y 1.853 personas), Galicia (3,26 por ciento y 8.724 personas), Castilla-La Mancha (2,68 por ciento más y 6.856 personas), Andalucía (2,17 por ciento más y 23.553 personas), Melilla (2,1 por ciento y 270 personas) y Murcia (2 por ciento y 3.055 personas). En el extremo opuesto, la Comunidad Valenciana fue la única en las que se produjo un leve descenso del paro en términos mensuales, del 0,54 por ciento (3.101 personas).