La campaña escolar ‘Protege la naturaleza’ tiene como objetivo difundir recomendaciones con las que se enseñe a prevenir los incendios forestales a más de 5.100 escolares de 75 colegios de Castilla y León, en el caso de Segovia participan 241 escolares de cinco centros escolares de la capital.

Los talleres del programa comenzaron el lunes 6 de abril en el CEIP `Fray Juan de la Cruz´ con la participación de 61 alumnos de 5º y 6º de primaria; el 7 de mayo, los talleres se realizarán en el CEIP `Villalpando´, para 45 alumnos de 6º de primaria, y en CEIP `San José´, para 40 alumnos de 6º de primaria; el miércoles, 8 de mayo, se realizará el taller en el CEIP `Martín Chico´ para alumnos de 5º de primaria; los talleres en Segovia finalizarán en el CEIP `Eresma´ con la participación de 55 alumnos de 5º y 6º de primaria.

Los talleres dirigidos a los escolares se dividen en tres partes. La primera parte constituye una introducción en la que los monitores tratan de conocer la percepción de los escolares sobre el conflicto para poder trabajar sus propias ideas. Para ello, se inicia la sesión con el cuento ‘La increíble historia de la desaparición de los dragones’.

En la segunda parte, se pasa del cuento a la realidad, reflexionando con diferentes técnicas de trabajo colectivo sobre los incendios de la zona, su origen y sus consecuencias. Se proyecta un vídeo con testimonios reales de un abuelo, un hijo y un nieto y sus distintas maneras de ver el conflicto. Mediante esta experiencia, se analiza el cambio de visión sobre algo que era bueno y normal (manejar el territorio con el fuego como herramienta eficaz barata) y se va analizando el cambio con el tiempo y el paisaje. El control sobre el medio desciende al ritmo que la población envejece y el riesgo aumenta. De este modo, una herramienta cotidiana se convierte en arma peligrosa.

En la tercera y última parte de los talleres, se intenta que el grupo de escolares haga protestas concretas para terminar o minimizar este importante problema en sus pueblos. En este apartado se utiliza el cómic ‘La Ecopatrulla: luchando contra los incendios en Castilla y León’ que se repartirá entre cada escolar. El cómic cuenta la historia de un grupo de niños dispuestos a proteger la naturaleza y a terminar con los incendios forestales y con otros problemas ambientales. Se busca que cada niño aporte soluciones al conflicto de los incendios.

La campaña huye de una visión idílica y virgen de la naturaleza, para resaltar la necesidad de la intervención y gestión del medio. La mayor parte de los incendios son causados por el hombre, por lo que se busca un nuevo equilibrio entre la conservación, la economía de la población rural y el uso del territorio. En este sentido, se presta una especial atención a la pérdida de recursos naturales y económicos tras un incendio forestal. Se plantea la problemática de los incendios para procurar una metodología reflexiva y activa con el objetivo de evitar el plano emotivo y emocional.

La campaña fue presentada en León, donde asistieron el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván; el subdelegado de Gobierno en León, Juan Carlos Suárez-Quiñones; el director general del Instituto de Prevención, Salud y Medio Ambiente de la Fundación Mapfre, Antonio Guzmán; y el general de brigada jefe de la zona de la Guardia Civil en Castilla y León, José Manuel Díez.