El tren que sale a las 7.45 horas de Valladolid con destino a Madrid y que tiene su hora de paso por la estación de Segovia-Guiomar a las 8.22, circulará de martes a viernes con 472 plazas, como ya venía haciendo hasta ahora los lunes. Renfe reforzará con cerca de 1.900 plazas semanales los trenes Avant que unen Valladolid, Segovia y Madrid a partir del 1 de diciembre para atender la demanda de viajeros que vienen experimentando estos servicios En el sentido contrario, la operadora ferroviaria también duplicará las plazas de lunes a jueves en el tren que sale de la estación de Chamartín a las 17.20 horas con destino a Segovia (17.48 h) y Valladolid (18.25 h). Este servicio se ha estado realizando hasta ahora en doble composición los viernes.

El pasado mes de junio, mes en que Renfe sustituyó el modelo de tren, la oferta de plazas en Avant se ha ido ampliando sucesivamente hasta alcanzar las 44.000 semanales (7.032 los días laborables), un 28 por ciento más que antes del cambio de material.

Renfe puso en servicio en junio por primera vez en España trenes Avant de la serie 114 entre Valladolid, Segovia y Madrid, en sustitución de la serie 121, momento que la compañía aprovechó para ampliar el número de servicios que presta entre las tres ciudades. Valladolid duplicó sus frecuencias, pasando de cuatro a ocho servicios por sentido y día, mientras que Segovia amplió de siete a diez los servicios.

En los meses de julio y septiembre Renfe volvió a ampliar con 500 plazas en cada ocasión las plazas de los Avant.

Los nuevos Avant registraron 485.000 viajeros durante los cuatro primeros meses de funcionamiento, lo que representa un incremento del 28 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.