Definitivamente el Ayuntamiento de Segovia instará a la Junta de Castilla y León a que otorgue cinco millones de euros a la ciudad de Segovia como parte del compromiso que la Junta asumió si Segovia o Burgos resultaban Capital Europea de la Cultura. Así se ha decidido en el Pleno Municipal tras 13 votos a favor por parte del grupo socialista y de Izquierda Unida, frente a los 12 en contra del Partido Popular. Tras presentar una moción de urgencia que los populares han rechazado y en la que añadía a la inicial los términos ‘si finalmente no resultan ganadoras’, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ha mantenido una discusión con el portavoz del grupo popular Jesús Postigo, en la que señalaba que su grupo tomará decisiones consensuadas pero no ‘con la obligatoriedad que vosotros queréis’ reprochaba a Postigo.

Por su parte, el grupo popular del Ayuntamiento de Segovia no ha conseguido llevar adelante su moción sobre el consenso de los tres grupos representados en el Consistorio para adoptar decisiones sobre la Capitalidad Europea de la Cultura a la que optaba Segovia. Postigo ha querido dejar claro el apoyo que su grupo ha otorgado tanto a la oficina 2016, como a los concejales y al alcalde que se encargaban de llevar hacia delante el trabajo.

Peñalosa ha preferido optar por abstenerse en la votación señalando que la moción presentada por el grupo socialista recoge mejores condiciones sobre las cuestiones de Segovia 2016. Además el portazoz de IU ha afirmado a título personal “sentir un poco de morbo por ver cómo un grupo independentista como Bildu lleve a Europa la imagen de España”.

Por su parte Clara Luquero, concejala de Cultura, ha manifestado que para su grupo en la decisión del Comité Seleccionador de la Capitalidad Europea de la Cultura no hay mediatización política, señalando que el jurado ha evaluado un proyecto y se ha desvinculado de cuestiones políticas. Además, Luquero ha señalado, criticando las declaraciones de los populares que aseguraban que no tenían una postura definida, que ‘nuestra postura es la más sensata y prudente: esperar a la resolución y luego actuar según veamos’.

Las votaciones de la moción popular han necesitado del voto de calidad del alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, al encontrarse en dos ocasiones con 12 votos en contra, 12 a favor y la abstinencia de IU.

 

Tira y afloja

En primer término y al empezar el turno de exposición de mociones, Arahuetes ha propuesto al grupo popular la firma de una moción conjunta de urgencia en la que se añadía a la propuesta inicial, los términos ‘si finalmente no resultan ganadoras’. A cambio Arahuetes pedía que retiraran la moción que habían presentado. Las condiciones de Postigo sobre la misma han pasado por instar al edil a retirar el punto que presentaban en el día de ayer y que trata de pedir cinco millones de euros a la Junta por la Capitalidad. La negativa de ambas partes ha servido para que no saliera adelante.

En varias ocasiones, el alcalde de Segovia Pedro Arahuetes, ha quitado la palabra al popular Jesús Postigo, argumentando que ‘es el alcalde el que quita y da la palabra y yo se la quito a usted’, señalaba. Arahuetes se mostraba enfadado por los repetidos intentos fallidos de que el popular le diera una respuesta afirmativa o negativa sobre su moción de urgencia y que el popular se empeñaba en comentar más allá de responder.

Pedro Arahuetes quita la palabra a Jesús Postigo/ R.Blanco

 

No desaprovechar el impulso cultural

Clara Luquero ha manifestado que Segovia cuenta con un proyecto consolidado y que prevé diferentes actuaciones durante estos años , por lo que ha pedido a Burgos que trabaje rápidamente en su proyecto cultural, que según añadía no está definido, para que puedan ir juntos a pedir esa subvención a la Junta de Castilla y León y ‘no desaproveche el impulso cultural generado’.

Asímismo la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Segovia ha manifestado que es necesario continuar trabajando, y que lo han hecho desde el momento en el que Segovia no fue designada como Capital Europea de la Cultura. Luquero ha añadido que el proyecto ha creado una planificación cultural y una implicación ciudadana que son idóneas para el desarrollo social y económico a través de la cultura.

Jesús Postigo ha repetido en diferentes ocasiones que la moción que finalmente se ha aprobado da por descartada la posibilidad de que la Unión Europea pueda decidir que Segovia sea la Capital Europea de la Cultura una vez finalice el proceso de investigación que se está llevando a cabo, tanto por el propio organismo europeo como por el Ministerio de Cultura. Postigo ha señalado que la postura de su grupo político es la de esperar al final de la investigación y sobre los resultados tomar una decisión y no descartar nada como señalaba que están haciendo los socialistas ‘Estaríamos encantados de apoyarla, pero si lo hacemos estamos haciendo un flaco favor porque estamos renunciando 5 millones de euros que irían para Burgos, en el caso de que ganasemos’.

En alusión, Clara Luquero contestaba que su equipo no ha descartado nada pero que trabajarán bajo la prudencia y ‘por lo que pueda pasar vamos a ir desarrollando nuestro proyecto’. Además, añadía que en el caso de que Segovia fuera elegida tras los rumores de que había quedado segunda en votaciones, se gestionarían los otros cinco millones de euros. Para finalizar la titular de Cultura sugería a la Junta un reparto del dinero ‘prometido’ sin que hiciera falta que se entregara antes del próximo calendario presupuestario, sino que sería viable repartirlo a millón de euros por año.

DEJA UNA RESPUESTA