Un total de 317.345 personas participaron en 2012 en alguna de las actividades culturales organizadas en la capital segoviana desde la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Segovia o en aquellas en las que participó de alguna manera el departamento que dirige la concejala Clara Luquero. En concreto fueron 161.700 personas las que asistieron a las citas culturales propias del consistorio y 155.000 a las actividades de otras entidades que contaron con su respaldo.

Bajo el objetivo de promover la cultura en la capital del Acueducto y de estimular la participación ciudadana, explicó Luquero, fueron más de 480 las representaciones teatrales, 118 conciertos, 176 proyecciones de cine, 60 recitales, citas poéticas o presentaciones de libros, 21 actividades de los Laboratorios de Creatividad Ciudadana (LABCC), y 18 exposiciones e instalaciones.

Con un presupuesto de más de 2.100.000 euros, Luquero destacó la importancia de una programación cultural “de calidad” testigo del gran “pulso cultural” existente en Segovia a pesar de la crisis económica y la consecuente pérdida de ayudas, marcada en gran parte por los momentos que atravesó la extinta Obra Social y Cultural de Caja Segovia.

Gala de ello fueron las cerca de 900 actividades encuadradas en la programación cultural y festiva exclusiva de Cultura. Entre ellas, Luquero destacó el “especial impulso” del proyecto de la rehabilitada antigua prisión provincial a través de las representaciones de ‘Microteatro’ y de la salas Ex.Presa del recinto. Junto a estas iniciativas, recogieron el testigo de la candidatura a la Capitalidad Europea de la Cultura, Segovia 2016, los LABCC en la que se celebraron diferentes actividades con la participación ciudadana como eje central.

Precisamente fue esta corriente cultural la que propició la creación de la marca ‘Segovia Cultura Habitada’, cuya web registró desde su puesta en marcha más de 23.600 visitas, y que próximamente recogerá una relación con todos los artistas segovianos y un apartado de financiación externa para proyectos a modo del sistema ‘crowfunding’.

Aunque el consistorio manifestó desconocer cuál es la rentabilidad económica del grueso del programa cultural, Luquero destacó la rentabilidad social de la misma ya que “cada euro dedicado a la cultura no es un gasto, sino una inversión”. En este sentido, Luquero aseguró que el área que dirige planea para un futuro un estudio en conjunto con la universidad y que desvele la cantidad revertida en la ciudad.