Renfe reforzará entre el 16 y el 24 de abril, con motivo de la Semana Santa, los trenes de Castilla y León con cerca de 4.500 plazas adicionales. Los Avant que conectan Valladolid y Segovia con Madrid, que contarán con un incremento en su oferta de 2.000 plazas, son los servicios con un mayor aumento en su oferta.

Ante el incremento de la demanda que se producirá en los próximos días, Renfe ha programado una serie de refuerzos especiales en los trenes de Castilla y León. Varios de los servicios Avant que conectan Valladolid y Segovia con Madrid, circularán en doble composición el Jueves Santo, el Viernes Santo y el fin de semana del 23 y 24 de abril. La oferta en estos trenes contará con un total de 2.000 plazas adicionales durante este periodo.

 

Plan especial en toda España

La operación global supondrá ofrecer 1.100.000 plazas en trenes AVE y Larga Distancia y un millón de plazas en Media Distancia, sumando las plazas habituales a las plazas de refuerzo.

En cuanto al dispositivo de refuerzo, cabe destacar que 100.000 plazas son extra en 300 trenes de AVE y Larga Distancia programados en doble composición (dos trenes conectados que circulan en el mismo horario doblando la oferta) y 30.000 corresponden a la oferta especial de refuerzo en Media Distancia puesta en marcha para facilitar la movilidad en unas fechas en las que la operadora prevé batir récord de viajeros. La ocupación ronda ya el 80% en estos trenes a los principales destinos, aunque el refuerzo permite seguir ofreciendo plazas a la venta.