La Guardia Civil de Segovia detuvo en Arganda del Rey (Madrid), y dentro de la “operación Ayllón”, a 16 miembros de una organización acusados de cometer 118 robos en la comarca de Ayllón (Segovia), y en las provincias de Ávila, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Toledo y Navarra. La subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz, señaló en una comparecencia ante los medios, que tras las detenciones, que se llevaron a cabo el pasado miércoles 28 de marzo, la operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones en los próximos días.

Sanz, que estuvo acompañada del teniente coronel, Juan Miguel Jiménez, señaló que durante la operación en la que colaboró la Comandancia de Madrid y la Agrupación Rural de Seguridad, se registraron siete domicilios en la localidad madrileña donde se incautaron diversos efectos. Entre ellos, la Guardia Civil recuperó ocho vehículos, garrafas de gasóleo, joyas, televisores, ordenadores, teléfonos móviles, e incluso elementos de fontanería como grifos y aparatos de calefacción, sustraídos en edificios, naves y explotaciones. Hasta un total de 48 robos, se perpetuaron, según la Guardia Civil, en la provincia de Segovia entre las localidades de Mazagatos, Ayllón, Corral de Ayllón, Cascajares, Aldealengua de Santa María y Casla.

Por su parte, el teniente coronel señaló que muchos de los elementos sustraídos se producían directamente por encargo como es el caso de “varios cientos de litros de gasóleo”, que pasaban directamente a los receptadores, quienes lo ponían a disposición “de compradores sin escrúpulos”, como señaló Jiménez.

Entre los detenidos se encuentran los mayores responsables de esta banda “organizada y jerarquizada”, como señaló el teniente coronel. Los integrantes, todos de nacionalidad rumana, suman hasta un total de 71 antecedentes, 158 robos y 23 faltas, “además de las que se les imputará ahora”, apostilló. Cuatro de estos miembros, fueron puestos ayer a disposición judicial y ya se ha decretado su ingreso en prisión preventiva.

Esta operación se inició a finales de 2011 cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de los robos en la comarca, momento en el que, como señaló el teniente coronel Miguel Jiménez, comenzaron las investigaciones. La subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz felicitó a la Guardia Civil por “la excelente labor realizada en la persecución, esclarecimiento e incluso en la prevención de este tipo de delitos” y señaló que próximamente se pondrán en contacto con los afectados para proceder a la devolución de los efectos sustraídos.