La vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, ha inaugurado las infraestructuras de abastecimiento y depuración en la localidad segoviana de Sepúlveda, donde se ha realizado una inversión de 3 millones euros para dar servicio a una población beneficiada de 11.000 habitantes equivalentes.

En concreto, el abastecimiento comarcal Tierra de Sepúlveda, ha tenido un presupuesto de 760.000 euros y permitirán abastecer de agua a una población objetivo de 1.000 habitantes de las localidades de Aldehuelas, Hinojosas, Villaseca y Castrillo de Sepúlveda, pertenecientes al municipio de Sepúlveda.

Las actuaciones llevadas a cabo se han centrado en un refuerzo del sistema comarcal de abastecimiento, con un nuevo sondeo ejecutado por la Junta de Castilla y León, ubicado en el término municipal de Urueñas; un depósito comarcal con capacidad de 256 m³ con planta rectangular y dos vasos que garantizan autonomía para un día de máximo consumo; una red de tuberías de más de 14 kilómetros que unen el depósito con cada uno de los depósitos reguladores de las cuatro localidades; un depósito regulador de Villaseca con capacidad de 64 m³; y unas instalaciones auxiliares, es decir, un equipo de alimentación eléctrica mediante energía solar de 1.000 W y equipos de dosificación automática de hipoclorito sódico para desinfección.

En total, las nuevas instalaciones de depuración han supuesto una inversión de 2.313.474,88 € para dar servicio a una población de 11.000 habitantes equivalentes gracias a la construcción de estaciones depuradoras en los términos municipales de Barbolla, Boceguillas, Carrascal del Río, Sepúlveda y Sebúlcor que incluyen los núcleos de Aldehuela, Burgomillodo, Castrillo de Sepúlveda, Consuegra de Murera, Duratón, Hinojosa del Cerro, Perorrubio, Tanarro, Vellosillo, Villar de Sobrepeña y Villaseca, que totalizan una población de 11.000 habitantes equivalentes, con el fin de cumplir los objetivos de calidad de los vertidos de aguas residuales establecidos en la Directiva Europea 271/91 CEE.

El sistema de depuración del espacio natural de las Hoces del río Duratón se ha basado en tres parámetros: Instalaciones que permitan dar respuesta a una población sometida a fuertes puntas estacionales (fines de semana y época estival); soluciones de depuración que garanticen el cumplimiento de los objetivos con sistemas de mantenimiento simples y poco costosos; y optimización de la gestión de fangos en una instalación central en la depuradora más importante (Sepúlveda).

 

El esfuerzo por conseguir un agua de calidad

La situación de Segovia es comparable con la del conjunto de la Comunidad, donde se estima en más de 4,5 millones la población objetivo a depurar que reside en aglomeraciones urbanas con más de 2.000 habitantes-equivalentes.

La Junta de Castilla y León ha realizado en la provincia de Segovia un gran esfuerzo para dar una respuesta que garantice la calidad y cantidad del recurso en las mejores condiciones de eficiencia, mediante el desarrollo de los siguientes abastecimientos mancomunados que han supuesto una inversión 70 millones de euros que dan servicio a un total de 124 localidades, de las cuales 90 corresponden a la provincia de Segovia, con una población beneficiada de 111.000 habitantes equivalentes:

Mancomunidad de La Atalaya, Mancomunidad de La Mujer Muerta, Mancomunidad Fuente el Mojón, Abastecimiento comarcal a la Comunidad Villa y Tierra de Pedraza (presa del Ceguilla), Mancomunidades interprovinciales: “Mancomunidad Río Eresma” y “Mancomunidad de la Churrería”.

Además, la Administración regional contempla el desarrollo de dos grandes actuaciones para resolver la problemática derivada de los periodos de sequía y la escasa capacidad de regulación del recurso en la provincia de Segovia, denominadas “Segovia central” y “Cuellar y entorno”, esta última en ejecución a través de Somacyl, con una inversión próxima a los 30 millones de euros para dar servicio a una población objetivo de 57.000 habitantes equivalentes pertenecientes a 43 localidades.