El número de desempleados en la provincia de Segovia se redujo en 1.700 personas en el tercer trimestre del año respecto al segundo, lo que supone un descenso del 11,97 por ciento, hasta situar la cifra de desempleados en los 14.200. El descenso en la destrucción de empleo, de 15.900 a 14.200 parados, contrasta con la reducción en la Comunidad, donde se redujo en 3.100 personas, lo que supone una diferencia intertrimestral de un 1,25 por ciento frente a una caída nacional del 1,22 por ciento.

No obstante la Comunidad registró en el último año 14.700 parados más, lo que representa una subida de un 6,48 por ciento, por encima de la media nacional que supuso un 2,19 por ciento más, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística dentro de la Encuesta de Población Activa (EPA). La provincia de Segovia, se queda con los mismos parados que hace un año.

De esta forma Castilla y León cerró el tercer trimestre del año con la cifra de 241.800 parados, mientras que el conjunto de España contabilizó 5.904.700. De esta forma la tasa de paro en la Comunidad es de un 20,94 por ciento, un poco más de cinco puntos por debajo de la media nacional, que quedó fijada en un 25,98 por ciento.

Por comunidades autónomas solo se redujo el paro en el tercer trimestre del año con respecto al mismo periodo del año anterior en Baleares con un -13,7 por ciento y 17.000 parados menos; en La Rioja un -3 por ciento y 900 parados menos; en el País Vasco con un -1,07 por ciento y 1.700 parados menos; en la Comunidad Valenciana con un -0,11 por ciento y 800 parados menos; y Murcia con -0,07 por ciento y 100 parados menos.

Los peores datos en términos interanuales los tuvieron Cantabria con un 19,56 por ciento más y 8.500 parados más respecto a hace un año; Asturias con un 9,35 por ciento y 9.900 parados más; seguida de Castilla y León con un 6,48 por ciento y 14.700 parados más; y Aragón con un 6,42 por ciento y 7.900 parados más que hace 12 meses.

En cuanto a la tasa de paro, hay cinco comunidades autónomas que han logrado bajar de la cifra del 20 por ciento, caso del País Vasco con un 15,84 por ciento; Baleares con 17,02 por ciento; Navarra 18,23 por ciento; Cantabria 19,03 por ciento; y La Rioja 19,82 por ciento. En el lado opuesto hay cuatro comunidades que superan el 30 por ciento de tasa de paro, encabezando la lista Melilla con 41,20 por ciento; Andalucìa con un 36,37 por ciento; seguida de Canarias con un 35,12 por ciento; Extremadura 33,24 por ciento; y Ceuta 31,85 por ciento.

En relación al segundo trimestre del año, el paro se redujo en Castilla y León un 1,25 por ciento (3.100 parados menos), mientras que la media nacional se situó en 1,22 por ciento, lo que representa en conjunto del país 72.800 parados menos que hace tres meses.

Por su parte, el número de activos subió a nivel regional mientras descendió a nivel nacional. Así al cierre del mes de septiembre había 1,15 millones en está situación, lo que supone un 2,67 por ciento menos (31.700) y un 0,30 por ciento más que a finales del segundo trimestre, mientras que España contaba con 22,7 millones de activos, un -1,60 por ciento que hace un año (370.400) y un -0,15 por ciento que tres meses antes (33.300). Con ello la tasa de actividad se situó en la Comunidad se situó en un 55,05 por ciento, casi cinco puntos por debajo de la media nacional que se sitúa en un 59,59 pro ciento.

Por sexos, de los 241.800 parados en Castilla y León que había al finalizar el pasado mes de septiembre 119.600 eran hombres (18,71 por ciento) y 122.300 mujeres (23,71 por ciento). Asimismo, la tasa de actividad de los primeros siguió siendo mayor con un 62,03 por ciento frente a un 48,32 por ciento.

Por sectores de los 241.800 parados actuales en Castilla y León 143.300 eran personas que buscan su primer empleo o han dejado su puesto laboral, hace más de un año; 67.700 pertenecen al sector servicios; 13.600 a la industria; 10.000 a la construcción; y 7.200 parados en el sector de la agricultura y ganadería.

 

Datos provinciales

Por provincias, según los datos de la EPA, el paro aumentó en cuatro provincias respecto al segundo trimestre del año, caso de Palencia que pasó de 15.100 parados a los 16.700 (10,59 por ciento); Zamora que pasó de 18.700 parados a los 20.200 actuales (8 por ciento); salamanca de 32.600 a 34.500 (5,50 por ciento); y Valladolid que pasó de 51.000 a 52.000 parados (1,96 por ciento). Por el contrario, el número de parados descendió en el resto de provincias empezando por Soria de 7.400 a 6.600 (-12,12 por ciento); Segovia de 15.900 a 14.200 (-11,97 por ciento); León que pasa de 47.400 a 44.200 (-7,23 por ciento); Burgos, que bajó de 37.400 a 34.900 (-7,16 por ciento); Ávila de 19.400 a 18.500 (-4,86 por ciento).

En cuanto a la tasa de paro, la más alta se registró en Zamora con un 26,48 por ciento, seguida de Zamora con un 23,92 por ciento y León con un 22,64 por ciento. En lado contrario, las provincias con menor tasa de desempleo son actualmente Soria con un 14,94 ciento; Segovia con un 18,31 por ciento; y Palencia con un 19,11 por ciento.

En relación con el último trimestre del pasado año, la cifra de parados bajó en dos provincias de León (-2,71 por ciento) y Ávila (-1,08 por ciento). En el lado opuesto los parados subieron en Burgos (12,58 por ciento); Palencia (15,97 por ciento); Salamanca (14,23 por ciento); Soria (1,53 por ciento); Valladolid (6,12 por ciento); y Zamora (12,84 por ciento). Por su parte, Segovia se queda con la misma cifra de parados que hace un año.