El paro en la provincia de Segovia aumentó en un 8,87 por ciento, cifra que supone que 1.082 personas más se encuentran en esta situación. Segovia ha sido una de las provincias que ha registrado un aumento ‘más moderado’ en el número de personas desempleadas, ya que el resto de provincias han sufrido un incremento mayor.

Respecto al mes de enero, el desempleo subió en Segovia un 1,5 por ciento, que se traduce en 556 personas más.

En el resto de provincias el número de personas inscritas en el Ecyl aumentó en términos interanuales, con Palencia y Soria a la cabeza, con subidas del 16,71 por ciento (2.353 personas más) y del 13,38 por ciento (845), respectivamente. A continuación se situaron Zamora, donde el paro creció un 11,34 por ciento (2.009 personas más); León, con un 12,61 por ciento (5.479); Ávila, con un 10,86 (1.920); Burgos, con un 10,03 por ciento más (3.084 personas); Salamanca, con un 9,17 por ciento más (3.159) y Valladolid, con un 8,80 por ciento más (4.379).

Respecto al mes de enero, el desempleo también subió en el resto de proviencias, aunque porcentualmente la peor parada fue León, con un tres por ciento por ciento más (1.425). En el resto, en Ávila se elevó un 2,09 por ciento, con 402 parados más; en Burgos, un 1,34 por ciento y 446 desempleados más; en Palencia, un 1,32 por ciento y 214 más; en Salamanca, un 1,5 por ciento y 556 más; en Segovia, un 1,79 por ciento y 234 más; en Soria, un 1,99 por ciento y 140 más; en Valladolid, un 1,25 por ciento y 404 más; y en Zamora, un 2,09 por ciento de incremento y 404 más.

En global, la provincia vallisoletana acapara 53.778 desempleados de los 250.364 que totaliza Castilla y León, es decir, una quinta parte. Le sigue León, con 48.939; Salamanca, con 37.615; Burgos, con 33.829; Zamora, con 19.729; Ávila, con 19.596; Palencia, con 16.432; Segovia, con 13.286; y Soria, con 7.160 en total.

 

Datos autonómicos

El número de parados se incrementó un 10,74 por ciento en Castilla y León en febrero respecto al mismo mes del año pasado, hasta llegar a 250.364 personas, lo que supone que en los últimos 12 meses se han destruido 24.280 puestos de trabajo, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Esta subida se situó cerca de cuatro puntos por encima de la registrada a nivel nacional, con un aumento interanual del desempleo del 6,96 por ciento, con 328.124 parados más y, por primera vez, más de cinco millones de parados.

En términos interanuales, el paro se elevó en todas las comunidades autónomas salvo en Islas Baleares, donde se redujo un 4,48 por ciento (con 4.405 parados menos). Castilla y León fue la cuarta región con mayor subida, sólo superada por Castilla-La Mancha, que presentó un 12,10 por ciento más (29.640 personas), Cantabria, con 11,73 por ciento de incremento (6.223) y País Vasco, con un 11,72 por ciento más (18.676 personas). Por su parte, los menores incrementos del número de parados tuvieron lugar en Cataluña, con un 3,62 por ciento más (23.228 personas), y en Canarias, con un 4,51 por ciento más (12.576).

Por lo que respecta a la evolución mensual, la cifra de desempleados aumentó un 1,82 por ciento en Castilla y León, con 4.487 personas más, también por encima de la subida del conjunto del Estado, del 1,19 por ciento, con 59.444 más.

Solo descendió, igualmente, en Baleares, donde lo hizo un 1,64 por ciento (1.552 personas), y en la ciudad autónoma de Melilla, donde bajó un 1,20 por ciento (142), mientras que el desempleo creció en el resto de las comunidades, encabezadas por Andalucía (22.722) y un 2,06 por ciento más, y Ceuta (237) y un 1,94. Castilla y León fue la tercera región donde más creció el paro en términos porcentuales, con un 1,82 y 4.487 parados más. Detrás de Castilla y León se situaron las comunidades de Navarra (1,67 por ciento y 927 personas), La Rioja (1,59 por ciento y 454 personas), País Vasco (1,55 por ciento y 2.725 personas), Madrid (1,45 por ciento y 8.120 personas), Aragón (1,28 por ciento más y 1.468 personas), Comunidad Valenciana (1,18 por ciento y 6.937 personas), Castilla-La Mancha (1,13 por ciento y 3.078), Murcia (1,12 por ciento y 1.780 personas), Cantabria (1,07 por ciento y 628 personas), Galicia (0,70 por ciento y 2.033 personas), Canarias (0,68 por ciento y 1.957 peresonas), Cataluña (0,51 por ciento y 3.359 personas), Extremadura (0,11 por ciento y 167 personas) y Asturias (0,06 por ciento y 69 personas).

 

Por sexos

De los 250.364 parados registrados en febrero en la Comunidad, 124.429 eran hombres y 125.935 mujeres. Además, 26.173, tenía menos de 25 años (14.436 hombres y 11.737 mujeres). A nivel nacional, el desempleo masculino se situó en 2.503.626 personas y el femenino en 2.536.596. Entre los jóvenes menores de 25 años se fijó en 479.866 personas.

Entre los extranjeros, al contrario que con la población nacional, el paro descendió un 2,92 por ciento en el último año (776), hasta situarse en 25.816, frente a una caída en España del 4,20 por ciento (27.517 personas), con un total de 628.070. En cambio, el desempleo subió un 0,13 por ciento en relación a enero (33 más).

Por su parte, el número de desempleados castellanos y leoneses que se beneficiaron de alguna ayuda en el segundo mes del año fue de 137.138. De ellos, 77.573 recibían una prestación contributiva, 50.583 el subsidio de desempleo y 9.020 la renta activa de inserción.

 

Por sectores

Por sectores de actividad, los servicios continuaron a la cabeza en número de desempleados en la región, con 144.633 personas, por delante de la construcción, con 40.226; la industria, con 28.361, y la agricultura, con 13.676. Además, 23.468 ciudadanos registrados en el Ecyl como demandantes de empleo no tenían ninguna experiencia laboral.

A nivel nacional, de los 5,04 millones de parados, 3,1 millones corresponden al sector servicios, 760.686 al de la construcción, 552.399 a la industria y 211.166 a la agricultura, si bien hay inscritos 373.709 españoles sin empleo anterior.

 

Contratos

Por otra parte, en el segundo mes del año se firmaron en la Comunidad 36.025 nuevos contratos, un 11,68 por ciento menos que en enero y un 1,45 por ciento menos que en el mismo mes de 2011. De ellos, 32.092 fueron temporales. De los 3.933 indefinidos, 2.601 fueron ordinarios, 1.301 de conversión y 27 de personas con discapacidad.