El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha destacado la reciente firma de un convenio con la Junta para reforzar la coordinación entre el teléfono estatal 016, de atención a los casos de violencia de género, y el regional 012 Mujer. El acuerdo se rubricó el pasado 4 de octubre, en el caso del Gobierno a través del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y permite “que los casos puedan derivarse a uno u otro teléfono según las circunstancias y los horarios de atención”, indicó.

“Por ejemplo, el 016 está los 365 días del año durante las 24 horas del día, y tiene la peculiaridad de que hay personal para atender en más de 50 idiomas”, recordó Ruiz Medrano en declaraciones recogidas por Ical durante un acto celebrado en el Ayuntamiento de Segovia con motivo de la incorporación de la Policía Municipal de esta localidad a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueden utilizar el sistema Viogen, una base de datos nacional con información sobre los casos de violencia de género. 

El 016, gestionado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, derivará al teléfono de titularidad de la Junta, el 012, todas las llamadas que entren desde Castilla y León dentro de su horario de funcionamiento, salvo aquellas que requieran atención en cualquier idioma que no sea castellano; y si se trata de una llamada que precisa una asistencia urgente, la derivará al 112 de Castilla y León. Asimismo, el 012 podrá derivar al 016 cualquier llamada sobre violencia de género que considere oportuno.

Ruiz Medrano aprovechó para recordar que el teléfono 016 atendió 1.882 llamadas realizadas desde Castilla y León en los ocho primeros meses de este año: 1.291 (68,59 por ciento) las hicieron las propias afectadas; 548 (29,11), familiares y allegados; y 43 (2,28), otras personas. Asimismo, en 2012 registró 2.626 llamadas: 1.895 (72,16 por ciento), de las afectadas; 690 (26,27), de familiares y allegados; y 51 (1,94), de otras personas. 

Por otro lado, el delegado del Gobierno recordó que 2.625 mujeres, “1.880 españolas y 745 extranjeras, tienen atención policial activa por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Castilla y León. El seguimiento y protección varía en función del nivel de riesgo que se haya determinado (extremo, alto, medio, bajo y no apreciado) y puede llegar hasta la vigilancia y control permanente de la víctima hasta que las circunstancias del agresor dejen de considerarse una amenaza inminente.

El doble asesinato de Vila Real, donde un hombre mató ayer a su esposa y su hijo, eleva a 46 (41 mujeres y cinco menores de edad) las víctimas mortales de violencia de género registradas en España en lo que va de año. En Castilla y León han sido dos hasta el momento, ambas en la provincia de León.

Las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) contabilizan también 1.857 denuncias presentadas por violencia de género en la región en el primer semestre de este año, lo que representa un descenso del 14,3 por ciento con respecto a las 2.166 de este mismo periodo de 2012. En cualquier caso, como subrayó Ruiz Medrano en relación a esta bajada, “no tiene por qué considerarse un dato alentador, o a lo mejor sí, ya que es algo que se está analizando”, dado que puede deberse a factores que nada tienen que ver con una reducción de la violencia de género, como la influencia de la crisis económica en las circunstancias que vive cada familia.