Unos 200 vecinos de Aguilafuente, de ellos medio centenar como actores, harán posible este fin de semana del 5 al 7 de agosto la celebración un año más del Sinodal de Aguilafuente, que este año estrena sello de calidad tras su admisión dentro de la Asociación Nacional de Recreaciones Históricas y la Federación Europea.

La organización, la Asociación del Sinodal de Aguilafuente, confía en que este año se incremente el número de personas que se acerquen a la villa a disfrutar de las distintas representaciones teatrales y del amplio programa de actividades que han preparado. Su presidenta, Feli Ruano, cree que la incorporación a esa Asociación Nacional y la recuperación de la obra de El Sínodo en la iglesia de Santa María, el mismo templo en el que en 1472 se celebró esa reunión de obispos, suponen un mayor atractivo para la llegada de turistas.

Ruano, quien se enfrenta a su primer Sinodal como presidenta, ha comparecido hoy ante los medios junto a la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez; el teniente alcalde de Aguilafuente, Luis Mariano García; y el autor de las obras teatrales y director de todas ellas menos El Sínodo, Miguel Gómez Andrés.

La Asociación cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de la villa y la Diputación de Segovia, y el patrocinio de un buen número de empresas de Aguilafuente y de otras localidades como la capital, Turégano o Fuentepelayo, para cubrir un presupuesto de 23.000 euros. Las cuotas de los 310 socios, la recaudación de las dos obras en las que se cobra entrada y una taberna instalada en la plaza atendida por voluntarios completan el plan de ingresos del Sinodal.

Esfuerzo y dedicación

La diputada de Prodestur ha destacado el “esfuerzo y dedicación de una manera desinteresada de todo un pueblo” para sacar adelante esta celebración. “Para la Diputación es un orgullo participar en eventos como este”, ha añadido.

El Sinodal de Aguilafuente rememora el Sínodo que lleva el nombre de esa localidad celebrado en 1472 y que protagonizó el primer libro impreso en España, obra de Juan Parix. El encuentro religioso lo convocó el obispo Juan Arias Dávila, quien hizo venir desde Roma al conocido impresor Parix, quien recogió las actas del Sínodo en una publicación impresa en la capital.

“Estamos ante una fiesta de marcado carácter cultural, que se fundamenta en la magia del teatro. Todas las obras tiene como nexo común el libro o la imprenta”, ha explicado Ruano.

Además de El Sínodo, la celebración estrena este año una obra realizada por niños titulada “El Pañuelo”, que escenifica el encuentro de unos niños hijos de labradores con las hijas de unos nobles que asisten al Sínodo.

Festival de teatro

Por su parte, Miguel Gómez de Andrés ha destacado que “nos encontramos ante un evento de carácter nacional, pues lo que se conmemora influyó en todo el país y fue uno de los primeros pasos a la modernidad”. “Un evento articulado en torno al teatro de forma que Aguilafuente se convierte en un pequeño festival de teatro”.

La organización ha recuperado la representación de El Sínodo, que dirige Mónica Buiza. La obra, que se articula en torno a la lectura de las ordenanzas aprobadas en ese encuentro, se ha remozado y aligerado. “Es un trabajo antropológico y cultural para descubrir cómo era la Segovia del siglo XV. Hay cosas curiosas como la prohibición de divorcio o que se jugara a los naipes o se hicieran fiestas en el interior de las iglesias”, ha añadido Miguel Gómez.

Además de El Sínodo y El Pañuelo, se representarán “El impresor clandesinto”, “El obispo y el impresor”, “El romane del Sinodal” y el pasacalles con “Las fabetas” y el grupo musical Turdión.

Conferencias, exposiciones, visitas guiadas, rutas de tapas, danzas medievales y un mercado artesanal completan el programa de El Sinodal que arrancará este viernes a las 17.00 horas y se clausurará el domingo a las 21.00 horas con la segunda de las representaciones de El Sínodo de Aguilafuente.

Los visitantes podrán contemplar dos exposiciones: una de diez paneles a color sobre la vida del obispo Arias Dávila, de los que es autor Miguel, que se podrá ver en la fachada del Ayuntamiento; y otra con los dibujos que participaron en el concurso sobre el Sinodal organizado por el Servicio de Bibliobuses de la Diputación

La última de las novedades es un concurso de videos en las redes sociales, ha comentado Ruano, quien considera que “después de tantos años estamos en el buen camino”. “Tenemos nuevos proyectos. Así estamos hablando con la junta para llevar la exposición que se hizo en su día con Juan Parix a distintas ciudades de Castilla y León. “Nuestra intención sería conseguir que sea considerado un buen cultural”, ha añadido.

Foto: una de las representaciones del Sinodal de un año anterior